•   Tegucigalpa, Honduras  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Un total de 23 africanos, todos con rumbo a Estados Unidos, fueron detenidos hoy en el norte de Honduras por haber entrado de forma ilegal al país, informó una fuente oficial.

Las autoridades hondureñas detuvieron a doce ciudadanos de Camerún, nueve de Eritrea, uno de Nigeria y otro de Sierra Leona, dijo a periodistas el portavoz de la Policía Nacional, Jorge Rodríguez.

Los africanos fueron detenidos este jueves en un bulevar de San Pedro Sula, norte hondureño, durante un operativo de rutina, indicó Rodríguez.

Los indocumentados, no identificados, fueron detenidos cuando viajaban en un autobús del servicio interurbano que cubre la ruta entre Tegucigalpa y Agua Caliente, punto fronterizo entre Honduras y Guatemala, y su destino final era Estados Unidos, señaló el portavoz policial.

Agregó que también fueron detenidos el chófer del autobús, Marco Tulio Pineda, y su ayudante, José Alfonso Pineda, para investigación.

Los africanos están retenidos en las instalaciones policiales y en las próximas horas serán puestos a las órdenes del Instituto Nacional de Migración de San Pedro Sula, desde donde serán mandados de regreso a sus países.

Con este grupo suman 39 los indocumentados detenidos en Honduras en enero por haber entrado de manera ilegal al país en su paso hacia Estados Unidos.

La semana anterior las autoridades hondureñas detuvieron un punto fronterizo entre Honduras y Nicaragua a doce ciudadanos de Cuba, tres de Angola y uno de El Congo, también por haber entrado de forma ilegal al país.

Honduras se ha convertido en los últimos años en un punto de tránsito de inmigrantes, especialmente cubanos y africanos, que abandonan sus países para irse a Estados Unidos.