•   Tegucigalpa, Honduras  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El Parlamento de Honduras reanudó hoy sus sesiones después de un receso por las fiestas de Navidad y Año Nuevo, con una protesta de los diputados del opositor Partido Libertad y Refundación (Libre) exigiendo la salida del presidente del país, Juan Orlando Hernández. "Fuera JOH" (Juan Orlando Hernández), se leía en algunas de las pancartas que portaban los diputados de Libre, encabezados por su jefe de bancada, el expresidente hondureño Manuel Zelaya, quien fue derrocado el 28 de junio de 2009.

La treintena de diputados de Libre protestó por el presunto fraude en las elecciones generales del 26 de noviembre de 2017, las que según el Tribunal Supremo Electoral (TSE) fueron ganadas por Juan Orlando Hernández, quien buscó la reelección con la bandera del gobernante Partido Nacional.

El último período de sesiones del Parlamento correspondiente al cuatrienio 2014-2018 finalizará el 25 de enero, cuando asumirán los 128 nuevos diputados para los próximos cuatro años, lo mismo que las alcaldías, mientras que Hernández jurará para su segundo mandato el día 27.

En la sesión de hoy, en la que los diputados de Libre también sonaron silbatos, Zelaya dijo que esperaba que le dieran la palabra para proponer que el legislativo "investigue lo sucedido en el Tribunal Supremo Electoral", al que la oposición acusa de "fraude" en las elecciones generales de noviembre.

Según el excandidato presidencial de la Alianza de Oposición contra la Dictadura, Salvador Nasralla, el TSE le fraguó un fraude en las elecciones, lo que ha derivado en una crisis política y social en el país centroamericano, con manifestaciones en las calles, algunas de las cuales han sido violentas y con vandalismo.

Zelaya expresó que en el Parlamento hay algunos temas pendientes de aprobación con los que su partido está de acuerdo, pero en otros no, como los ascensos a oficiales de las Fuerzas Armadas. Señaló además que está dispuesto a participar en el diálogo nacional al que ha invitado el presidente Hernández, hoy mismo si fuera posible, pero si el gobernante acepta un "mediador internacional".

El expresidente reiteró que las manifestaciones "masivas y pacíficas" contra el fraude a Nasralla y para exigir la salida de Hernández del poder continuarán de manera indefinida a partir del próximo sábado.