•   San José, Costa Rica  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El Organismo de Investigación Judicial de Costa Rica (OIJ) informó hoy del asesinato de un panameño de apellido Morales, quien fue herido con cuchillo y tiroteado por cuatro hombres en Paso Canoas, cerca de la frontera entre ambos países.

Los hechos ocurrieron la noche del sábado en la casa del panameño en Paso Canoas, cuando cuatro hombres bajaron de un automóvil, le propinaron heridas con arma blanca en las piernas y tras registrar el sitio le dispararon en el cuello y la espalda.

El hombre de 49 años murió en el sitio y su cuerpo fue trasladado a la morgue judicial para practicarle la respectiva autopsia.

El OIJ investiga el caso para determinar la razón del ataque y buscar a los responsables. El año pasado Costa Rica cerró con 603 homicidios y una tasa de 12,1 por 100.000 habitantes, el número más alto en la historia del país.

Juicio por caso de asesinato múltiple

Esta misma semana el Ministerio Público de Costa Rica pidió 215 años de cárcel contra un hombre identificado como Gerardo Ríos Mairena, acusado de degollar a cinco estudiantes universitarios y de herir de gravedad a una menor de edad hace un año.Costa Rica sufre de altos niveles de inseguridad. Archivo/ENDLa solicitud fue realizada tras las conclusiones presentadas por la fiscalía en el juicio que se lleva a cabo en el Tribunal Penal de Liberia, provincia de Guanacaste (noroeste). Ríos está acusado de cinco homicidios calificados, una tentativa de homicidio y un delito de abuso sexual contra una de las víctimas.

"Para un total de 215 años en contra del señor Gerardo Ríos Mairena. (...) El señor Ríos Mairena comete de forma separada, porque son bienes personalísimos en este caso la vida y libertad sexual, y de manera sucesiva el delito, es por esto que se solicita así la condena", expresó a los jueces la fiscal Ligia Lacayo.

De ser hallado culpable el hombre solo cumpliría 50 años de cárcel, que es el máximo de años que según la legislación costarricense una persona puede cumplir en prisión.

Los hechos ocurrieron el 19 de enero de 2017 en la ciudad de Liberia, cuando aparentemente el hombre, de 34 años, ingresó a la vivienda donde se encontraban las víctimas, las amarró y las atacó con arma blanca.

Las víctimas fueron identificadas como Joseph Briones, de 22 años; Dayana Martínez Romero, de 24; Stephanie Hernández García, de 25; Ariel Vargas Condega, de 24, y Angie Serrano Mendoza, de 24.

Una menor de edad de 14 años sobrevivió a una herida en la tráquea.