•   San José, Costa Rica  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

A una semana de las elecciones en Costa Rica, los candidatos cerraron ayer sus actividades públicas de campaña electoral con recorridos en comunidades, acudiendo a la iglesia y arengando a cientos de seguidores.

Según el calendario electoral, ayer era el último día para que los candidatos lleven a cabo actividades públicas de campaña, mientras el próximo miércoles se vencerá el plazo para emitir anuncios en medios de comunicación y para la publicación de encuestas.

El aspirante del Partido Liberación Nacional (PLN), Antonio Álvarez, y el del Partido Integración Nacional (PIN), Juan Diego Castro, coincidieron en las afueras de la basílica de Los Ángeles, casa de la Virgen de Los Ángeles, patrona católica de Costa Rica.

Álvarez y Castro, dos de los que tienen más apoyo en las encuestas, se saludaron y estrecharon la mano, olvidando un poco el intercambio de críticas que se han hecho durante toda la campaña electoral.

Álvarez realizó ayer un recorrido por varias comunidades de la provincia de Cartago (este), donde hizo énfasis en su propuesta para reactivar la economía y evitar una “crisis”.

“Es importante tener presente que este país tiene un problema serio, estamos cerca de una crisis”, expresó Álvarez.

El aspirante se refería al déficit fiscal de 6.2 % del Producto Interno Bruto y la deuda del 49% del PIB que registró el país en el 2017, sin que la reforma fiscal que propone el actual gobierno de Luis Guillermo Solís haya avanzado en el Congreso aún.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus