•   Tegucigalpa, Honduras  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Tres personas, todos miembros de una misma familia, murieron hoy cuando un alud de tierra causado por las lluvias derivadas de un frente frío soterró una vivienda en el Caribe de Honduras, informó una fuente oficial.

El accidente se registró en una comunidad del municipio de Omoa, departamento caribeño de Cortés, afirmó a periodistas el alcalde de esa localidad, Ricardo Alvarado.

El deslizamiento de tierra de aproximadamente 300 metros de altura destruyó por completo la vivienda donde residían las víctimas junto a otras seis personas, de ellas dos están desaparecidas, según el informe oficial.

Las víctimas fueron identificadas como los hermanos Daniel y Nohemía Mejía, y Daniel Gámez, cuyas edades no fueron precisadas, de acuerdo a un informe.

Según familiares de las víctimas, los desaparecidos son Clotilde Iraheta, de 50 años, y un menor de dos años. Los cuerpos de socorro y vecinos del lugar lograron rescatar con vida a Elizabeth Laínez, Yesenia Mejía, Manuel y Sara Gámez, quienes fueron ingresados en un centro médico de la zona.

Las lluvias, asociadas a un frente frío, que azotan a Honduras han dejado 552 familias afectadas y cientos de incomunicados por daños en carreteras y otras vías de acceso, por lo que el presidente hondureño, Juan Orlando Hernández, nombró una comisión para supervisar el impacto de las inundaciones en Omoa.

El colapso de una carretera que desde Omoa conduce a Corinto, fronterizo con Guatemala, mantiene suspendido desde el martes el tráfico e incomunicadas a cientos de personas, según las autoridades de protección civil.

El gobernante hondureño indicó que la carretera será reparada cuando cesen las precipitaciones, que ha afectado a más de 400 viviendas por las inundaciones.

Según pronóstico del Centro Nacional de Estudios Atmosféricos, Oceanográficos y Sísmicos (Cenaos), las lluvias y las bajas temperaturas continuarán en el país al menos hasta el viernes.