•   Tegucigalpa, Honduras  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La cifra de muertos por las lluvias, asociadas a un frente frío, que azotaron a Honduras subió hoy a cinco, mientras que una mujer se halla aún desaparecida, informaron fuentes de socorro.

Elementos del Cuerpo de Bomberos de Honduras localizaron hoy el cuerpo sin vida de un niño de dos años que estaba desaparecido desde el miércoles cuando un alud de tierra cayó sobre una vivienda en el Caribe del país.

Con este hallazgo eran cuatro las víctimas mortales a causa del deslizamiento de tierra registrado en la comunidad Montes de Sinaí del municipio de Omoa, departamento caribeño de Cortés.

El alud de tierra destruyó la humilde vivienda donde residía el niño junto a otras ocho personas, de ellas tres fallecieron y sus cuerpos fueron localizados ayer mismo, según las autoridades.

Entre los muertos figura el padre del niño, Daniel Gámez, de 21 años, cuyos restos fueron sepultados hoy, y su tíos Nohemí (26) y Nehemías Mejía (10), de acuerdo con el informe del Cuerpo de Bomberos.

Otras cuatro personas, todas miembros de la misma familia, fueron rescatados con vida por los socorristas, que hoy continúan con las labores de búsqueda de Clotilde Iraheta, de 50 años, quien es la abuela del menor fallecido.

No obstante, el alcalde de Omoa, Ricardo Alvarado, dijo a periodistas que el cuerpo de un hombre, no identificado, fue localizado el miércoles en la orilla de una playa de esa localidad, con el que suman cinco las víctimas por las lluvias que azotan a Honduras desde el lunes.

Más de 500 familias han resultado afectadas por las lluvias, de ellas cerca de 200 familias permanecen en albergues, mientras que más de 400 viviendas han sido dañadas, según un informe de la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco).

El clima ha comenzado a mejorar en Honduras, por lo que el organismo de protección civil decidió bajar a verde (de vigilancia) la alerta amarilla (de prevención) declarada el miércoles en Cortés.

Según pronósticos del Centro Nacional de Estudios Atmosféricos Oceanográficos y Sísmicos, las precipitaciones "disminuirán considerablemente" a partir de este jueves.

No obstante, la Comisión de Contingencias recomienda "el monitoreo" de Cortés debido a "la rehabilitación" que se realiza sobre el puente del río Tegucigalpita, donde la carretera que desde Omoa conduce a Corinto, localidad fronteriza con Guatemala, colapsó el martes.

El resto del país centroamericano queda sin alertas, sin embargo, las autoridades de protección civil han solicitado a la población "no poner en riesgo sus vidas".