•   San José, Costa Rica  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

Costa Rica se encamina con calma y poco ambiente electoral hacia los comicios generales del próximo domingo, para los que inusualmente no hay dos claros favoritos entre la amplia gama de trece aspirantes a la presidencia.

En las calles de la capital costarricense hay poco o nulo ambiente electoral, una muestra de que a partir del pasado domingo rige la prohibición para los candidatos de hacer eventos públicos, y que desde este jueves existe la veda para anuncios pagados en los medios de comunicación.

El Tribunal Supremo de Elecciones de Costa Rica afirmó que transcurren con normalidad los últimos preparativos para que el domingo a las 6:00 hora local (12:00 GMT) se abran las urnas, e hizo un llamado a los ciudadanos para que ejerzan su derecho al voto.

"A pocas horas de que se abran las mesas para que los costarricenses concreten su responsabilidad cívica de elegir al nuevo gobierno que dirigirá los destinos del país, les insto a votar y a hacerlo de manera informada y, por ende, de manera inteligente", dijo en una conferencia de prensa el presidente del TSE, Luis Antonio Sobrado.

El funcionario pidió a los votantes que durante estos días de tregua electoral "reflexionen en orden a definir su postura".

Sobrado afirmó que el padrón electoral de Costa Rica es "el más depurado de América Latina" debido a su constante actualización, y que los controles cruzados de fiscalización blindan al proceso de cualquier duda.

"Es un padrón sano y exacto de los habilitados para votar. Es la garantía de que votan los que tienen que votar", expresó.

El presidente del TSE enumeró una serie de medidas de seguridad de las papeletas y los mecanismos de fiscalización, que incluyen la participación de los partidos políticos, lo que garantiza la pureza de los comicios.

"Los costarricenses se pueden sentir tranquilos y confiados de que el proceso electoral respetará la voluntad de las mayorías y que su decisión se traducirá en el gobierno que elijamos y el balance de fuerzas políticas en la Asamblea Legislativa", manifestó.

Los candidatos han mantenido este viernes actividades privadas y reuniones con sus comandos de campaña para preparar sus agendas del domingo y afinar los últimos detalles logísticos.

La Misión de Observadores de la Organización de Estados Americanos (OEA), encabezada por el expresidente de Colombia Andrés Pastrana, ha cumplido los últimos días una intensa agenda de reuniones con los candidatos a la presidencia, sociedad civil, y este viernes visitó al presidente de Costa Rica, Luis Guillermo Solís.

El proceso electoral transcurre en medio de la incertidumbre de que las encuestas no arrojaran al menos dos claros favoritos, sino que hay al menos cinco con posibilidades de avanzar a una segunda ronda que parece inminente.

Según las encuestas hay altas posibilidades de que sea necesaria la segunda ronda el 1 de abril, pues ninguno de los 13 candidatos presidenciales se acerca al 40 por ciento de apoyo necesario para ganar en primera vuelta.

A esto se suma que hay una masa del 30 por ciento de los decididos a votar que aún no sabe por cual candidato decantarse, lo que hace difícil para los analistas emitir cualquier tipo de pronóstico.

En lo más alto con 17 por ciento de apoyo se ha colocado el periodista y predicador evangélico Fabricio Alvarado, del Partido Restauración Nacional, seguido por el empresario Antonio Álvarez con casi un 13 por ciento y el oficialista Carlos Alvarado con cerca del 11 por ciento y el único con una tendencia al alza en la última medición.

Con tendencia a la baja se ubican con 8 por ciento el exmagistrado Rodolfo Piza, del Partido Unidad Social Cristiana y el polémico abogado Juan Diego Castro, del Partido Integración Nacional, pero a quienes no se les puede descartar de la contienda.

El próximo domingo 3,3 millones de costarricenses están llamados a las urnas para elegir al presidente y los 57 diputados del Congreso para el periodo 2018-2022.