•   Tegucigalpa, Honduras  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El cardenal hondureño, Óscar Andrés Rodríguez, dijo hoy que le parece "un espectáculo bochornoso" que se quiera "profanar" y utilizar la eucaristía para fines políticos en su país, que vive una crisis por la denuncia de un presunto "fraude" en las elecciones del 26 de noviembre de 2017.

"Se quiere manipular hasta la liturgia, ayer (sábado) hemos sido testigos de un espectáculo bochornoso, utilizar la santa eucaristía, profanar la santa eucaristía para aspectos políticos, es estarle haciendo el juego al demonio que está en contra de Jesús todo el tiempo", dijo el religioso en la homilía que oficio hoy.

Enfatizó que "ahora los demonios hablan y basta (con) escuchar ciertos discursos, que parecen de personas que han perdido la razón, que se contradicen constantemente y sobretodo que están contra el evangelio", en el que "nunca vamos a encontrar un párrafo que diga insulta a tu enemigo".

Presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández

Las declaraciones del cardenal hondureño se producen un día después de que la Alianza de Oposición contra la Dictadura, que lidera Salvador Nasralla, celebró una "misa de insurrección" para, según los organizadores, "conmemorar la lucha del pueblo hondureño por la democracia contra el fraude" y exigir "justicia para los caídos" durante la crisis postelectoral.

Al concluir la celebración, líderes y simpatizantes de la Alianza de Oposición protestaron por un bulevar de Tegucigalpa hasta la Plaza Central, donde Nasralla acusó a la Organización de Estados Americanos (OEA) de pretender dilatar la búsqueda de una salida a la crisis en Honduras.

"Estamos viendo si la ONU resuelve este problema, hemos estado abiertos a resolverlo en la mesa, pero las últimas acciones de la OEA ante la ONU nos da la impresión que ellos quieren dilatar y no resolver nada", dijo Nasralla, quien era el candidato a la presidencia de Honduras de la Alianza de Oposición, creada en 2017.Salvador Nasralla

Tanto Nasralla como el reelecto presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, del Partido Nacional, han solicitado a la Organización de las Naciones Unidas (ONU) que designe un mediador para iniciar un diálogo que permita buscar una salida a la crisis tras las elecciones generales del 26 de noviembre de 2017.

Según medios de prensa hondureños, una misión exploratoria de la ONU llegaría al país en las próximas horas para conocer la situación postelectoral previo al arribo de los mediadores, extremo que no ha sido confirmado ni desmentido por las autoridades de Honduras ni de Naciones Unidas.

Nasralla, quien protestó acompañado de su esposa, Iroska Elvir, y el coordinador general de la coalición opositora, el expresidente hondureño Manuel Zelaya, derrocado en junio de 2009, exigió justicia para al menos 40 personas que han muerto durante la crisis postelectoral y libertad para unos 800 presos políticos.