•   San Salvador, El Salvador  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La relatora especial sobre ejecuciones extrajudiciales de la ONU, Agnes Callamard, instó hoy a El Salvador a declarar una "moratoria" para la aplicación de la prohibición del aborto, que a su juicio genera muertes arbitrarias atribuibles al Estado.

"Pido una moratoria para la aplicación absoluta del aborto en el país", dijo Callamard, sin entrar en detalles, en una conferencia de prensa que marcó el fin de su visita por el país centroamericano y que inició el pasado 25 de enero.

Por otra parte, la experta celebró la iniciativa del oficialista Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) en el Congreso de permitir esta práctica cuando busque salvar la vida de una mujer, cuando el embarazo sea producto de una violación o estupro o sea inviable la vida extrauterina.

El pasado 30 de enero, la relatora de la ONU participó en un foro académico en el que señaló que las muertes generadas por la falta de acceso a un "aborto seguro" por la prohibición total de esta práctica se convierten en "ejecuciones arbitrarias" atribuidas al Estado.

En respuesta a la iniciativa de despenalizar el aborto la opositora Alianza Republicana Nacionalista (Arena) llevó a los diputados salvadoreños una propuesta para elevar las condenas por aborto hasta los 50 años, similar a la pena de homicidio agravado.

El Salvador, Chile, Nicaragua, Honduras, Haití, Surinam, Andorra y Malta son los únicos países del mundo que mantienen una prohibición absoluta del aborto.

En el país centroamericano unas 30 mujeres, al no poder ser acusadas de abortar, fueron condenadas a penas de entre 12 y 30 años de prisión por delitos como homicidio agravado, según datos de las organizaciones sociales.