•   San José, Costa Rica  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

El volcán Turrialba de Costa Rica sigue emanando ceniza de manera pasiva, continua y en cantidades moderadas, informó hoy el Observatorio Vulcanológico y Sismológico de Costa Rica (Ovsicori).

"La pluma de cenizas, aerosoles y gases se eleva alrededor de 300 metros sobre el cráter oeste. Desde el 2 de febrero el volcán emite cenizas muy finas de manera pasiva, continua y en cantidades moderadas", cita el reporte más reciente del Ovsicori.

El Observatorio Vulcanológico indicó que la actividad sísmica en las últimas 24 horas en el coloso es baja, con tremor volcánico de amplitud y duración variables y esporádicos sismos. Estos eventos volcánicos están asociados al movimiento de fluidos y sólidos (agua, gases, cenizas y magma) a través de las grietas del macizo volcánico.

El volcán Turrialba de Costa rica ha entrado en una nueva fase de erupción. Foto: ARCHIVO / END."La incandescencia continua observándose en las noches en el cráter oeste lo que indica temperaturas de los gases y rocas de al menos 600-700 grados centígrados", explican los expertos.

​Debido a la caída de material en el Valle Central, donde se ubican las principales ciudades, la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) ha pedido a la población tomar medidas preventivas como el uso de lágrimas artificiales, mascarillas, pañuelo húmedo para cubrir vías respiratorias y prendas de manga larga.

"La advertencia está dirigida a la población general, se debe prestar especial atención a las grupos adulto mayor e infantil, toda vez que la ceniza constituye una composición química que se caracteriza por ser áspera, abrasiva y algunas veces corrosiva, lo cual podría afectar la piel, los ojos, las vías respiratorias y provocar otros problemas de salud", dijo la especialista en neumología de la CCSS, Wing Ching Chan Cheng.

Las autoridades además pidieron a los pacientes con asma, bronquitis crónica, rinitis y enfermedad pulmonar obstructiva crónica cumplir puntualmente con el tratamiento de forma permanente y no suspenderlo.

En la capital costarricense se percibe la presencia de ceniza en el ambiente aunque no en grandes cantidades.

El volcán Turrialba, situado a unos 70 kilómetros al este de San José, entró en una fase activa de mayor constancia desde octubre de 2014 y a partir de ese momento ha presentado numerosas erupciones de cenizas, gases y material incandescente.

Durante este periodo de actividad, el coloso ha generado columnas de ceniza de hasta 4.000 metros sobre el cráter y afectado a poblaciones del Valle Central por la caída de material.