•   San Salvador, El Salvador  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Las investigaciones para ejecutar la operación Cuscatlán, en la que se detuvieron a 28 personas y se allanaron unos 40 inmuebles este jueves en El Salvador con el objetivo de "golpear las finanzas de la Mara Salvatrucha", duró dos años, dijo hoy el director de la Policía, Howard Cotto.

El funcionario detalló que el cuerpo de seguridad y la Fiscalía General de la República (FGR) "demuestran, con las investigaciones y el operativo, la capacidad que tienen para atacar a la estructura criminal por la vía penal".

Cotto, quien reconoció el "esfuerzo" de los efectivos que participaron en el procedimiento, desarrollado simultáneamente en varios departamentos, destacó "el éxito de la operación y el trabajo de la División Elite Contra el Crimen Organizado y División Central de Investigaciones".



En los registros, se decomisaron unos 80 vehículos, pertenecientes a la pandilla Mara Salvatrucha (MS13) y se incautó una cantidad de bienes muebles e inmuebles, aún no determinada.

La Policía informó de que algunos de los locales intervenidos pertenecen a sujetos de la MS13, "quienes los usan como medios para blanqueo de dinero" para sostener el accionar de la pandilla.

El operativo policial, implementado por unos 1.300 agentes apoyados por la Fiscalía General de la República (FGR) e investigadores, se extenderá a todo el país.

El objetivo final de este procedimiento es capturar a más de 500 sujetos que las autoridades tienen identificados por delinquir contra la hacienda pública, algunos de los cuales son parte de pandillas o colaboradores de estas.

La operación, denominada "Cuscatlán", se llevó a cabo por la recién fundada Unidad Táctica Especializada Policial (UTEP), también conocida como Jaguares, e investigadores del cuerpo de seguridad, bajo la supervisión del ministro de Justicia y Seguridad, Mauricio Ramírez Landaverde, y Cotto.

Para el desarrollo del procedimiento, el cuerpo de seguridad contó con la participación de policías de grupos especializados desplegados en los departamentos de San Miguel, La Unión, San Salvador, La Libertad y Sonsonate.

El Gobierno juramentó este miércoles a más de 200 policías con "amplia experiencia para llevar a cabo operaciones de gran riesgo o dificultad en contra del crimen", que conforman, a partir de la fecha, la nueva Unidad Táctica Especializada Policial (UTEP) o Jaguares.

Según las autoridades, esta operación es similar a la denominada "Jaque" de 2016, en la que fueron arrestadas más de 70 personas, se incautaron más de 100 vehículos, 34.500 dólares en efectivo, se congelaron 17 inmuebles y 34 cuentas bancarias.

El Salvador es asediado por la MS13, que Estados Unidos busca erradicar, el Barrio 18 y otras pandillas minoritarias que poseen más de 600 grupos en todo el país y a las cuales el Gobierno atribuye la mayoría de los crímenes.

Las autoridades acusan a las pandillas salvadoreñas de mantener los altos índices de asesinatos que sitúan al país como uno de los más violentos del mundo, con tasas de 103 y 81,7 asesinatos por cada 100.000 habitantes en 2015 y 2016, respectivamente.