•   Tegucigalpa, Honduras  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El presidente hondureño, Juan Orlando Hernández, anunció este lunes un fortalecimiento de las instituciones que luchan contra la corrupción, tras la renuncia del jefe del organismo de la OEA contra la impunidad.

Hernández abordó el tema tras reunirse con embajadores de países y organismos cooperantes que aportan fondos a la Misión de Apoyo Contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (MACCIH), de la OEA, luego de que la semana pasada renunció el peruano Juan Jiménez como jefe de la entidad.

"Al margen de este problema (renuncia de Jiménez) coincidimos que vamos a seguir impulsando este compromiso" contra la corrupción, afirmó Hernández en rueda de prensa después de la cita.

El gobernante abogó por fortalecer a la fiscalía y al Poder Judicial, encargados de perseguir a quienes son señalados de corrupción por la MACCIH, que debe actuar a través de la institucionalidad hondureña.

Jiménez, un exministro peruano renunció el pasado viernes como jefe de MACCIH tras argumentar falta de apoyo del secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), el uruguayo Luis Almagro.

Un día antes de la renuncia, Almagro criticó la gestión de Jiménez en una carta al presidente Hernández, en la que afirmó que la MACCIH "no ha sido capaz de arrojar los resultados" esperados desde su creación, en febrero de 2016.

Opositores hondureños se movilizaron el pasado viernes para solicitar a Jiménez que continuara en su cargo y acusar a Hernández de presionar para que el peruano renunciara.

Jiménez entró en problemas con el gobierno hondureño por investigar una red de diputados vinculados con un despilfarro de fondos del gobierno destinados a obras sociales.

Sin embargo, Hernández aseveró que "Honduras continúa, a través del gobierno, con su voluntad política firme de luchar contra la corrupción y la impunidad".