•   Ciudad de Panamá, Panamá  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La bancada parlamentaria del gobernante Partido Panameñista de Panamá dijo hoy que no reconoce por ilegal la decisión de la mayoría opositora de recomponer una estratégica comisión legislativa, en la que su presencia se reduce de 4 a 2 diputados, y que presentará un amparo ante el Supremo.

Con 45 votos a favor, de los 71 posibles, el pleno de la Asamblea Nacional (AN-Parlamento) aprobó este jueves recomponer la estructura de la llamada Comisión de Credenciales, que se encarga del nombramiento de altos funcionarios como los magistrados del Supremo y es la única facultada para investigar a esos jueces y al jefe del Ejecutivo.

 "Los 9 miembros actuales se mantienen siendo los miembros de la Comisión de Credenciales", afirmó en una rueda de prensa el diputado del gobernante Partido Panameñista y secretario de esa Comisión, Adolfo Valderrama.

La comisión la conforman ahora cuatro diputados del Partido Panameñista, entre ellos Valderrama; dos del Cambio Democrático (CD-opositor) y tres del Partido Revolucionario Democrático (PRD-opositor), pero con la reforma el partido de gobierno pierde 2 puesto, el CD gana uno y el cupo restante queda para otros partidos políticos o independientes.

El también diputado panameñista y miembro de la Comisión de Credenciales, Jorge Iván Arrocha, anunció asimismo que presentarán ante el Supremo un amparo de garantías contra la decisión que reformó el ente legislativo, sin precisar una fecha pero aclarando que será lo más pronto posible.

El diputado dijo que lo ocurrido este jueves en el Parlamento fue ilegal, con el argumento de que presentó ante la presidencia de la AN, a cargo de la diputada Yanibel Ábrego, una "advertencia de ilegalidad" contra la "alteración del orden del día" que dio cabida a la votación lo que, dijo, debió haberla frenado. La presidenta del Parlamento "ha forzado una votación sin respetar los procedimientos legales que exige la ley. En este sentido cabe un amparo constitucional" de garantías contra la decisión del pleno, dijo Arrocha, y afirmó que se está "ante una crisis" institucional.

"Corresponde un recurso ante la Corte Suprema de Justicia, además también cabe la extralimitación de funciones en materia penal que ha cometido la presidenta de la Asamblea, toda vez que no ha reconocido un procedimiento administrativo (...) ella es la vigilante de los derechos de las minorías (...) si somos una bancada minoritaria tenía que procederse" a suspender la votación, añadió Arrocha.

Tras la aprobación de la reforma, que fue impulsada por el secretario general del PRD y diputado, Pedro Miguel González, corresponde a la junta directiva del Parlamento convocar al pleno para escoger a los nuevos miembros de la comisión.

La decisión de recomponer la Comisión de Credenciales ocurre cuando se espera que el presidente panameño, Juan Carlos Varela, presente dos nuevos nombres para ocupar vacantes de magistrados del Supremo, después de que el Parlamento rechazara en diciembre pasado la designación de Ana Lucrecia Tovar de Zarak y Zuleyka Moore.