•   San José, Costa Rica  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La penetración de telefonía móvil en Costa Rica se incrementó en un 5 por ciento durante el 2017, alcanzando un valor de 179 líneas por cada 100 habitantes, informó hoy el Ministerio de Ciencia y Tecnología.

Según indicaron las autoridades locales, el país ha experimentado una tendencia de aumento en la penetración de la telefonía móvil en los últimos 12 años.

En 2006 se registraban solo 33 líneas de telefonía móvil por cada 100 habitantes. "Estos datos reflejan un importante aumento en la penetración y esto significa un éxito en la implementación de las políticas públicas y en la ejecución de la norma, las leyes y del modelo de apertura que ha movido al mercado poniendo a disposición de los usuarios más y mejores servicios", dijo en un comunicado el viceministro de Telecomunicaciones, Edwin Estrada.

Datos revelados hoy por el Ministerio indican que en el 2015 el incremento fue de un 4,7 por ciento hasta llegar a 155 líneas de telefonía móvil por cada 100 habitantes, en el 2016 fue de 9,4 por ciento y 170 líneas por 100 habitantes, mientras que en 2017 fue de 5 por ciento y para alcanzar un total de 179 líneas.

La información se obtiene de una consulta realizada a los cinco proveedores de servicios de telefonía móvil en Costa Rica. Las cifras se utilizan para la construcción del Índice de Brecha Digital (IBD), el cual tiene como objetivo monitorear la evolución del sector a nivel de país como un insumo sobre temas clave para la generación de política pública.

"Esto pone en evidencia los logros alcanzados por el país en materia de universalización del acceso a los servicios de telecomunicaciones, dando paso a enfocar la política pública y los recursos disponibles en mejorar la calidad de estos servicios", expresó el ministerio.

Costa Rica debe trabajar en nuevos retos como la mejora en la calidad de los servicios, la articulación para disponer de política pública e infraestructura robusta y escalable que permita sostener la alta demanda que existe, agregó la fuente. Este país abrió a la competencia privada el mercado de las telecomunicaciones en el año 2011.