•   Tegucigalpa, Honduras  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El Servicio Nacional Autónomo de Acueductos y Alcantarillados (Sanaa) de Honduras comenzó hoy un corte del servicio de agua potable a miles de morosos en Tegucigalpa, algunos de varios años, que le adeudan unos 60 millones de lempiras (2,5 millones de dólares), informó una fuente oficial.

El gerente del Sanaa, Roberto Zablah, indicó a periodistas que el corte de agua se hará en unos 100 barrios de la capital hondureña, al margen de que reciban el servicio solamente dos veces por semana.

Añadió que algunos usuarios del servicio arrastran deudas de varios años y que el Sanaa ha iniciado una medida para recuperar lo que le deben para seguir mejorando el suministro de agua.

Vecinos de muchos barrios de Tegucigalpa se quejan porque el Sanaa hay veces que los tiene sin agua durante una semana o más días, lo que ejecutivos de la institución atribuyen a deficiencias del sistema de tuberías, entre otras causas.

En otros casos, que abundan en la capital hondureña, los habitantes, principalmente de barrios marginales, se abastecen del líquido comprándolo a empresas de cisternas a un coste de al menos 80 lempiras (3,3 dólares) el barril, lo que al mes les resulta muy oneroso.

En contraste, el Sanaa sigue cobrando un coste bastante bajo por el suministro directo a los usuarios, en una capital de Honduras con 1,5 millones de habitantes.

El suministro de agua es racionado por la falta de capacidad de almacenamiento que tiene la capital, donde funcionan dos represas que no pueden satisfacer plenamente el abastecimiento diario.