•   Tegucigalpa, Honduras  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El excandidato de la Alianza de Oposición contra la Dictadura en Honduras, Salvador Nasralla, propuso hoy como mediadores para un diálogo que ponga fin a la crisis postelectoral en el país a los expresidentes de Uruguay José Mujica y de España Felipe González, además del jurista Baltsar Garzón.

"No perdamos más tiempo, Honduras se desangra, procedamos ya con diálogo vinculante. Propongo como mediadores a José Mujica, Baltasar Garzón o Felipe González", indicó Nasralla en un mensaje en la red social Twitter. Nasralla ya había sugerido antes como eventuales mediadores a Mujica, González y Garzón.

El líder de la Alianza de Oposición no reconoce a Juan Orlando Hernández como presidente reelegido en los comicios generales del 26 de noviembre de 2017, en las que asegura que el ganador fue él, pero que el Tribunal Supremo Electoral (TSE) le hizo fraude.

Desde el 29 de noviembre ha venido promoviendo manifestaciones en todo el país contra el "fraude" hasta que Hernández "salga del poder".

Las manifestaciones, algunas violentas y con vandalismo, han dejado una treintena de muertos y millonarias pérdidas económicas por daños a la propiedad privada y pública.

Nasralla también ha venido rechazando el diálogo nacional, "sin condiciones" propuesto por Hernández para solucionar la crisis, y hasta ahora había venido diciendo que el diálogo tenía que ser entre él y el gobernante y con mediadores internacionales.

El presidente hondureño, por su parte, solicitó apoyo técnico a la Organización de Naciones Unidas (ONU) para facilitar el diálogo.

La ONU respondió enviando una misión exploratoria que estuvo en Honduras del 6 al 10 de febrero y el pasado día 22 recomendó que sean los mismos hondureños quienes busquen al mediador facilitador.

"A la luz del contexto actual la misión recomienda una serie de acciones que podrían establecer las bases para el diálogo, ayudar a reducir las tensiones y generar confianza en un eventual proceso", subraya el informe que la misión le presentó al secretario general de la ONU, António Guterres.

Añade que "sin estos esfuerzos previos es poco probable que un diálogo tenga la credibilidad necesaria y la amplitud de la participación para marcar una diferencia significativa en el futuro del país".

El gobernante ha reiterado que está listo para iniciar el dialogo sin condiciones, franco y sincero.

Hasta ahora se desconoce cuándo estaría iniciando el diálogo, el que también es promovido por una junta de convocantes que sigue en el esfuerzo de buscar una salida a la crisis política y social que vive Honduras, que además está teniendo repercusiones económicas.