•   San José, Costa Rica  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El desinterés de votantes podría marcar la segunda ronda electoral del próximo 1 de abril en Costa Rica, en donde tres millones de personas están llamadas a escoger al presidente en medio de Semana Santa y las tradicionales vacaciones.

La coyuntura política en Costa Rica, a un mes de la segunda ronda, se torna complicada ante un escenario poco atractivo para el electorado.

Los candidatos que llegaron a la segunda ronda no alcanzaron el 30 por ciento de los votos y entre ambos solamente suman 1.005.009 votos emitidos.

El candidato del Partido Restauración Nacional, el predicador evangélico Fabricio Alvarado, recibió un total de 538.504 votos para un total de 24,99 por ciento, mientras que el aspirante del oficialista Partido Acción Ciudadana, el periodista Carlos Alvarado obtuvo 466.129 votos para un 21,63 por ciento.

El aspirante del oficialista Partido Acción Ciudadana, el periodista Carlos Alvarado obtuvo 466,129 votos para un 21,63 por ciento. Foto: Archivo/END

Según el analista político Claudio Alpízar ese electorado restante, que no votó (abstencionismo del 34,3 por ciento), los que votaron por otros y quienes no simpatizan con ninguno de las dos opciones actuales a la Presidencia hace que sea una jornada "poco atractiva".

"El disgusto ciudadano a las candidaturas propuestas y el poco atractivo que encuentran sigue presente. Se combinan varios elementos de desinterés, da la impresión de que ninguno de los candidatos reúnen o generan la empatía para atraer a una cantidad de electores significativa", afirmó Alpízar.

A esto hay que sumarle que la segunda ronda electoral se llevará a acabo del próximo 1 de abril, Domingo de Resurrección, y en medio de una época donde tradicionalmente el costarricense se encuentra de vacaciones.

Durante ese tiempo, especialmente las costas se llenan de turistas locales del Valle Central, mientras que los que viven ahí se mantienen en sus hogares.

Por lo cual se puede prever un abstencionismo más alto en Cartago, San José, Heredia y Alajuela, quienes son los que saturan las playas.

El candidato del Partido Restauración Nacional, el predicador evangélico Fabricio Alvarado, recibió un total de 538.504 votos para un total de 24,99 por ciento. Foto: Archivo/END

Por otra parte, si se revisa la intención de voto en las costas de la primera ronda del 4 de febrero, estas indican que Guanacaste (Pacífico norte) le dio la victoria a Fabricio con un 25,56 por ciento de los votos mientras que Carlos obtuvo 15,08 por ciento.

En Puntarenas (Pacífico central y sur) votaron mayoritariamente por Fabricio (35,54 por ciento) y Carlos 12,02 por ciento y Limón (Caribe) le dio 42,58 por ciento de los votos al primero, mientras que al segundo solamente un 10,56 por ciento.

"Va a ser una elección entre 'familia' y los seguidores de la Restauración Nacional y Acción Ciudadana. En las costas de Guanacaste, Puntarenas y Limón creo se va a dar un resultado muy similar y creo que el abstencionismo va a subir sustancialmente en Cartago, San José, Heredia y Alajuela, porque son los que saturan en época de Semana Santa las playas", destacó Alpízar.

Antes de la primera ronda, ambos candidatos estaban fuera de las encuestas y del mapeo ciudadano, sin embargo, el 9 de enero se da un giro tras la opinión consultiva de la Corte Interamericana de Derechos Humanos a favor del matrimonio homosexual y de la identidad de género, que centra el debate sobre este tema.

Estos dos aspirantes con opiniones contrarias: Fabricio en contra del matrimonio gay y Carlos, a favor, permitió que el debate se centrara sobre ese tema, siendo un "referéndum entre conservadores y progresistas", según el analista.

De esta forma gran parte de la campaña de la primera ronda y también para la segunda ha estado marcada por este tema, mientras se han dejado de lado otros temas.

Entre ellos la seguridad ciudadana, el país cerró con más de 600 homicidios el 2017, una cifra histórica; las finanzas públicas, Costa Rica suma un déficit fiscal del 6,2 por ciento del Producto Interno Bruto; así como la pobreza, que asciende a 20 por ciento de la población, entre otros.

"El tema va a salir de ahí, ellos (candidatos) siguen potencializando el tema porque los periodista parecen que les interesa mucho el tema y abordan sobre un tema que no es prioridad para el acontecer del país", destacó Alpizar.