•   Guatemala  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Lideres religiosos de Guatemala pidieron hoy que se castigue y hayan consecuencias para los responsables de la tragedia del Hogar Seguro Virgen de la Asunción, en donde se produjo un incendio el 8 de marzo de 2017 que dejó 41 niñas fallecidas y 15 con quemaduras.

En una multitudinaria misa, que fue coordinada por las pastorales de Mujeres y Justicia de Género y de Juventudes, se instalaron 56 carteles en los que colocaron un clavel rojo y escribieron diversas demandas.

Los carteles que llevaban además de un salmo bíblico y los nombres de las víctimas del suceso, tenían escrito: "Para no olvidar y evitar que se repita el hecho".

"Si los autores del hecho quedan impunes, sería una burla", por lo que se debe aplicar "la justicia" para que "hayan consecuencias", dijo a Efe la integrante de la Pastoral de la Mujer de la iglesia de San Juan Apóstol, Heidy González.

Dentro de las 56 demandas que colocó este lunes el Concejo Ecuménico, le piden al Organismo Judicial "que se emita condena a los responsables por la violación de los Derechos de las niñas sometidas a la tortura y penas crueles dentro del Hogar Seguro Virgen de la Asunción"

También le piden al Gobierno que "los espacios públicos sean lugares seguros para todos", "servicios públicos eficientes", "trato digno para las mujeres en todas las facetas de su vida", "que trabaje por la eliminación de la pobreza y no exista más el trabajo infantil".

Además, solicitaron "que sancione a los funcionarios o empleados públicos que ejecuten órdenes que afecten a menores de edad".

Finalmente, hace solicitudes a la iglesia, empresas privadas y a la sociedad, como "alzar la voz para que el Estado cumpla con las obligaciones", "propiciar el bienestar humano" y "denunciar los atropellos de los derechos de la niñez".

Asimismo, los invita a "enseñar menos fundamentalismos y más lectura contextualizada de la biblia", además les recomienda "no ser indiferentes ni ignorar el actuar de las autoridades".

Además de los mensajes, la organización del evento colocó en una mesa una representación sobre cómo la muerte de las 41 menores marcó "un antes y un después de la sociedad guatemalteca".

"Hemos sido indiferentes, lo fuimos antes de la gran tragedia que ocurrió hace un año", mencionó González.

Por su parte, el obispo auxiliar de la Iglesia Episcopal, Silvestre Romero, mencionó que la oración pretendía "elevar la conciencia" con el fin de buscar una "mejor vigilancia y actitud para este hecho que nos está impactando".

Romero exigió "presionar al Gobierno para que tenga una mejor estrategia y planificación" en el cuidado "educacional" de las juventudes y "perseguir a los culpables", quienes "deben de ser condenados".

Por ese hecho están procesados el exsecretario de la SBS Carlos Rodas, la exsubsecretaria Anahí Keller y el exdirector del Hogar Seguro Virgen de la Asunción, Santos Torres.

También está procesada y a la espera de saber si enfrentará o no juicio la jefa del Departamento de Protección Especial contra el Maltrato en todas sus formas del Hogar Seguro Virgen de la Asunción, Brenda Chaman Pacay.

Además, el jefe de la Procuraduría de la Niñez y Adolescencia de la Procuraduría General de la Nación, Harold Flores, y la defensora de la Niñez y Adolescencia de la Procuraduría de los Derechos Humanos, Gloria Castro.

También los agentes Luis Armando Pérez, subcomisario de la Policía Nacional Civil, acusado de abuso de autoridad y maltrato contra menores de edad, y la subinspectora Lucinda Marroquín, por homicidio y maltrato contra menores de edad.