•   Tegucigalpa, Honduras  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El excandidato opositor hondureño Salvador Nasralla, quien denunció un fraude en su contra en los comicios de noviembre de 2017, dijo hoy que el informe presentado este lunes por la Misión de Observación Electoral de la Unión Europea "no tiene ninguna validez" y "no aporta absolutamente nada".

"Es un informe que no tiene ninguna validez al no contar con los expertos en tecnología que debería haber tenido", subrayó Naralla a los periodistas.

Enfatizó que la misión de la UE "no tuvo gente con conocimientos técnicos para observar" las elecciones generales de Honduras del 26 de noviembre de 2017, en las que el presidente del país, Juan Orlado Hernández, fue reelegido.

La jefa de la Misión de Observación Electoral de la Unión Europea (MOE UE), al eurodiputada Marisa Matías, presentó hoy en Tegucigalpa el informe final y las recomendaciones sobre los comicios hondureños. Esas conclusiones, señaló Nasralla, "no conducen prácticamente a nada, a diferencia del informe de la Organización de Estados Americanos que si tuvo técnicos".

En una rueda de prensa, Matías indicó que la MOE UE no encontró "diferencias" entre las actas en las que Nasralla alega que hubo fraude en las elecciones con las publicadas por el Tribunal Supremo Electoral (TSE). No obstante, Nasralla, que lidera la Alianza de Oposición contra la Dictadura y no reconoce los resultados de las elecciones, aseguró que el fraude en Honduras "es sobretodo tecnológico".

Agregó que el informe de la Unión Europea, al no tener conocimiento técnico, "no me puede hablar de las 640 veces que se cayó el sistema, no menciona por ningún lado como influye el hecho de que se cayó, habla de que estuvo parado un montón de horas, pero como ellos no entienden la parte técnica no se dan cuenta que con cinco minutos que se hubiera caído se pueden hacer cambios".

Nasralla apuntó que el documento también señala "varias irregularidades" como la falta de depuración del censo electoral y que el Tribunal Electoral haya sido elegido antes de la instalación del nuevo Congreso Nacional, lo cual calificó como "un acto ilegal".

Reafirmó que el informe "no suma nada, no aporta absolutamente nada, es lo mismo que dijeron en 2013, pero no se atreven a tomar una posición", pues "mencionan las irregularidades pero no se atreven a decir que se necesitan nuevas elecciones" en el país. Dijo que le parece que los miembros de la Misión de Observadores "no tienen la capacidad para darse cuenta que el 90 por ciento de la población está en contra del señor Juan Orlando Hernández.

Necesitan ir al oculista o traer aquí empresas para que les hagan encuestas de lo que realmente esta pasando". Nasralla señaló que organizaciones como la UE "cada vez pierden más credibilidad".

Las elecciones hondureñas fueron transparentes, pero "hemos identificado muchas malas prácticas" como la compra de votos, indicó la jefa de la misión de la UE.