•   Ciudad de Panamá, Panamá  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La Alianza Evangélica de Panamá, la iglesia católica y grupos próvida celebrarán hoy la "Gran concentración por el Panamá que merecemos" en defensa del "diseño original" de la familia, en rechazo al matrimonio gay y la ideología de género.

La abogada Corina Cano, de la Alianza, enfatizó hoy en la televisión panameña que la marcha será "pacífica" y partirá de dos puntos en la capital, hacia la Asamblea Nacional de Diputados y a la Corte Suprema de Justicia, para manifestar la "decisión" de la mayoría de panameños de rechazo a la "ideología de genero".

"Tenemos que defender a la familia como base de la sociedad, no podemos permitir que organismo internacionales atenten contra ella, ya muchos panameños están conscientes hoy de qué se trata la ideología de género", apuntó la jurista, quien instó a desarrollar una manifestación "pacífica".

Cano "lamentó" que el gobierno de Panamá votara en la ONU en apoyo a una moción que "despoja a los padres de familia del derecho de educar a sus hijos y lo pasa al Estado".

Por su lado, la iglesia católica convocó desde todos los púlpitos a la participación de los miles de feligreses, vestidos de blanco, en la manifestación, que se iniciará alrededor de las 15:00 hora local (20:00 GMT) en la emblemática Vía España, y se unirá con la de las denominaciones evangélicas unos 500 más adelante, que saldrá del templo Hossana.

Los convocantes también han desarrollado una convocatoria a través de todas sus redes sociales para alentar la participación de la juventud y los cibernautas, junto con la denuncia de intentos de introducir en los colegios material educativo no aprobado que expone la ideología de género.

Comunidad LGTB india pide en las calles la legalización de la homosexualidad

El año pasado se realizó otra marcha masiva en contra de la introducción mediante ley de la enseñanza abierta de la sexualidad sin consentimiento de los padres.

La Corte Suprema de Panamá tiene pendiente pronunciarse sobre una demanda contra el Código de la Familia, de una pareja gay panameña casada en Estados Unidos, que pretende que su unión sea legalizada en Panamá.

En tanto, uno de los principales líderes del movimiento gay en Panamá, Ricardo Beteta, sostiene que el matrimonio "igualitario" de aprobará en su país porque "es un derecho", y "no aceptamos otro esquema".

El arzobispo de Panamá, José Domingo Ulloa, ha manifestado categóricamente "que le llamen como quieran, pero eso no es un matrimonio" y rechazó el "lobby gay" que desde organismos internacionales intenta imponerle a los panameños convicciones ajenas a la mayoría de sus compatriotas.