•   Ciudad de Panamá, Panamá  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El Parlamento panameño aprobó hoy en el primero de tres debates un proyecto de ley que busca legalizar el consumo de marihuana líquida con fines medicinales y acabar con el contrabando de estos productos en el país.

"Aprobado en primer debate el proyecto de Ley 595, que autoriza y regula el uso medicinal del cannabis", informó la Asamblea Nacional en su cuenta de Twitter.

El presidente de la Comisión de Salud de la Asamblea Nacional, José Castillo, explicó a los periodistas que el proyecto de ley no busca beneficiar a las empresas farmacéuticas, sino a ayudar a los enfermos a paliar su dolor y a "no sentirse contrabandistas".

En Estados Unidos varios Estados ya permiten el consumo de marihuana. Panamá sigue los mismos pasos. Archivo/END

"Este proyecto despenaliza la introducción de medicamentos a nuestro país, el día de mañana si las empresas quieren instalarse ese es otro capítulo, pero si viene a dar empleomanía, desarrollo, pago de impuesto, abaratar los costos; pues bienvenido sea, pero este no es el espíritu real del proyecto de ley", indicó el diputado, quien es médico de profesión.

Castillo insistió en que no se está discutiendo la legalización de la marihuana para uso recreativo, sino para uso medicinal o terapéutico, y que el cannabis en forma líquido es menos adictivo que el que se inhala.

En Estados Unidos hay mucha demanda de marihuana. Panamá impulsa el consumo de ese producto con fines medicinales. Archivo/END

La iniciativa legislativa -que fue presentada el pasado noviembre por el propio Castillo, diputado del gobernante Partido Panameñista (PPa)- tiene que ser aprobada en tres debates antes de convertirse en ley.

El consumo de medicamentos elaborados a base de cannabis es legal en varios países latinoamericanos, entre ellos, Colombia, Uruguay y Perú; y en una veintena de estados de Estados Unidos, así como en Canadá e Israel.