•   Ginebra, Suiza  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El alto comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Zeid Ra'ad Al Hussein, dijo hoy que se encuentra "alarmado" por las consistentes denuncias sobre ejecuciones extrajudiciales por parte de las fuerzas de seguridad de El Salvador y las escasas sanciones a estos crímenes.

"Las acciones para desmantelar o reestructurar las unidades policiales que han sido acusadas de ejecuciones extrajudiciales no reemplazan la necesidad de que los responsables respondan por sus actos", estimó Zeid.

En la presentación de su informe anual sobre la situación de los derechos y libertades fundamentales en el mundo al Consejo de Derechos Humanos de la ONU, Zeid sostuvo que lo que sucede en este país con las mujeres y niños es motivo de "gran inquietud".

Recordó que las tasas de asesinatos y violencia en general contra las mujeres salvadoreñas está entre las más altas de la región. Denunció que este tipo de crímenes están cubiertos frecuentemente por un manto de impunidad.

Al concluir una visita oficial a El Salvador, a inicios del pasado febrero, la relatora de la ONU sobre ejecuciones extrajudiciales, sumarias o arbitrarias, Agnes Callamard, dijo que descubrió "un patrón de comportamiento entre el personal de seguridad que podría considerarse como ejecuciones extrajudiciales y uso excesivo de la fuerza".

Sostuvo que ese comportamiento es fomentado por la debilidad de la respuesta de las instituciones del Estado.