•  |
  •  |
  • EFE

La economía de Honduras crecerá entre el 3,8 por ciento y 4,2 por ciento en 2018 y 2019, respectivamente, mientras que la inflación se ubicará en ese periodo en 4 por ciento, según proyecciones del Banco Central hondureño divulgadas hoy.

El presidente del Banco Central de Honduras (BCH), Wilfredo Cerrato, presentó este jueves en una rueda de prensa el Programa Monetario 2018-2019, que detalla que el crecimiento del producto interior bruto (PIB) real se ubicará este año "entre 3,8 por ciento y 4,2 por ciento".

 Casi 50% de mujeres participan en la actividad económica del país

Se espera que los sectores que más contribuirán a esa expansión sean el agropecuario y la recuperación de la construcción, agregó el funcionario.

El organismo hondureño prevé que la inflación se ubique "en 4 por ciento al cierre de 2017", impulsada por los precios internacionales de los combustibles y las materias primas.

Cerrato apuntó, además, que para 2018 se prevé que la economía "siga creciendo dado la oportunidad a lo interno y externo que tenemos".

Las autoridades hondureñas proyectan también un déficit en la administración central del 3,2 por ciento en 2018 y del 3,3 por ciento en 2019, añade el Programa Monetario.

El organismo hondureño apuntó que espera captar unos 4.634 millones de dólares en remesas al cierre de 2018, mientras que en 2019 se prevé que suban a 4.820 millones de dólares.

 Más de C$23,000 millones circularon en la economía nacional en 2017

En 2018 y 2019, se pronostica que las reservas internacionales cubran el equivalente a 4,5 meses de importaciones.

Honduras espera cerrar este 2018 con una inversión extranjera directa (IED) de 1.226 millones de dólares, por encima de la cifra de 1.186 millones alcanzada en 2017, según el documento

En tanto, para 2019 espera que la IED supere los 1.270 millones de dólares.

Honduras espera que las exportaciones crezcan un 1,9 por ciento en 2018 y el 4,9 por ciento en 2019, mientras que se pronostica que las importaciones aumenten el 6,5 por ciento este año y un 5,3 por ciento el próximo año.

El Banco Central se comprometió a "mantener niveles de liquidez congruentes con el objetivo de estabilidad de precios y el fortalecimiento de la posición externa del país".

Cafta beneficia a EE. UU.

Para lo anterior, añadió el organismo, se requiere "continuar adaptando los instrumentos de política monetaria de manera que se pueda absorber o suministrar recursos conforme a las condiciones de liquidez prevalecientes en el sistema financiero".

En materia de política cambiaria, el Banco Central seguirá "monitoreando el desempeño del mercado interbancario de divisas" para "identificar la necesidad de darle seguimiento a la normativa y aplicar las mejoras necesarias para continuar fortaleciendo la conformación del mismo, a fin de procurar la eficiencia operativa y preservar la posición externa del país", según el documento.

En el contexto internacional, las perspectivas indican que "la economía mundial continuaría evolucionando positivamente durante 2018 y 2019, influenciada por el fortalecimiento de la confianza de los agentes económicos, el mayor consumo de los hogares, de la inversión privada y el dinamismo de los flujos de comercio internacional".

Además, no se prevén "presiones inflacionarias adicionales a nivel mundial, pese a la recuperación prevista en los precios de petróleo y algunas materias primas".