•   Tegucigalpa, Honduras  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, anunció hoy que mañana se instalará en su país una mesa técnica de diálogo para iniciar la búsqueda de consensos entre los sectores políticos sobre reformas electorales y otros temas de interés nacional.

El anuncio lo hizo Hernández desde Santiago de Chile, adonde viajó el viernes para asistir hoy a la toma de posición del nuevo presidente de Chile, Sebastián Piñera.

Hernández calificó como "un gran paso" la instalación de la mesa de diálogo y señaló que el Gobierno estará representado por el ministro de la Presidencia Ebal Díaz, subraya un comunicado de la Casa Presidencial en Tegucigalpa.

"Entiendo que van a participar Naciones Unidas y demás partidos están prestos a participar. Este es un gran paso y me alegra mucho, estoy optimista con esto y quiero decirles que llegan a sentarse porque ya se han dado pláticas privadas que anteceden a esa reunión", expresó el mandatario.

La instalación de la mesa técnica de diálogo supone un paso en firme en busca de la solución a la crisis que vive Honduras después de las elecciones generales del 26 de noviembre de 2017 en las que Hernández fue reelegido, lo que no acepta la Alianza de Oposición contra la Dictadura que lidera Salvador Nasralla.

Juan Orlando Hernández calificó como "un gran paso" la instalación de la mesa de diálogo./EFE

Según Nasralla, quien fue el candidato presidencial de la Alianza de Oposición, él ganó las elecciones, pero el Tribunal Supremo Electoral (TSE) le fraguó un "fraude" para que Hernández ganara.

Nasralla convocó el 29 de noviembre a sus seguidores a manifestarse en las calles, incluso a la desobediencia civil, para protestar contra el fraude hasta que Hernández "salga del poder".

Desde entonces se han celebrado varias manifestaciones, algunas con violencia y vandalismo, que han dejado, según Nasralla, más de 40 muertos, mientras que el estatal Comisionado Nacional de los Derechos Humanos ha registrado al menos 31.

Las protestas también han dejado millonarias pérdidas económicas por daños a la propiedad pública y privada.

En febrero, a petición de Hernández, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) envió a Tegucigalpa una misión exploratoria en apoyo al diálogo nacional al que el gobernante hondureño convocó en 2017.

La misión exploratoria de la ONU, en su informe al secretario general, António Guterres, recomendó que sean los mismos hondureños que busquen el mediador mediante el consenso para resolver la crisis.

Además, la misión expresó la voluntad de la ONU de seguir acompañando la iniciativa orientada a buscar una solución a la crisis hondureña, lo que se ha visto reflejado con reuniones que ha venido celebrando la oficina de las Naciones Unidas en Tegucigalpa con representantes de partidos políticos de oposición.