•   Tegucigalpa, Honduras  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El coordinador general del Partido Libertad y Refundación (Libre), el ex presidente Manuel Zelaya, dijo hoy que si el diálogo que se pretende en Honduras para resolver la crisis política y social derivada de un supuesto fraude en las elecciones de 2017 no es vinculante, es perder tiempo.

En declaraciones a periodistas al regresar de un viaje que le llevó a Venezuela y México, Zelaya señaló que si el Estado no hace "una ley y la manda al Congreso Nacional para decir que el diálogo va a ser vinculante, entonces estamos perdiendo el tiempo".

Zelaya, quien además es coordinador de la Alianza de Oposición contra la Dictadura, señaló que Libre no asistirá al diálogo que se busca en el país con la coordinación de la Oficina de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en Tegucigalpa, para lo que el lunes se instaló la primera reunión de una mesa técnica.

A la reunión del lunes asistieron representantes del Gobierno que preside Juan Orlando Hernández, y de los partidos Nacional, en el poder; Liberal, Innovación y Unidad-Socialdemócrata, y de Salvador Nasralla, ex candidato presidencial de la Alianza de Oposición contra la Dictadura.

Libre, que es parte de la Alianza de Oposición, no envió representantes a la mesa del prediálogo, moderado por el coordinador permanente de la Oficina de la ONU en Tegucigalpa, Igor Garafulic. Según dijo Garafulic después de la reunión del lunes, "sí existe voluntad para iniciar el diálogo" para superar la crisis surgida luego de las elecciones generales del 26 de noviembre de 2017.

"Hoy lo que ha habido son conversaciones previas para explorar si es que existía voluntad política para tener un diálogo y la buena noticia es que sí existe esa voluntad", enfatizó el diplomático. Zelaya, quien fue derrocado en junio de 2009 cuando promovía reformas constitucionales que la ley le impedía, reiteró que no cree en la ONU, la Unión Europea (UE) y la OEA (Organización de Estados Americanos), porque le han mentido a Salvador Nasralla, quien asegura que el ganador de las elecciones del año pasado fue él.

Nasralla, quien en principio creyó que con el apoyo interno y de la comunidad internacional podría lograr que se celebrarán nuevas elecciones para demostrar que él las ganó, acusa al Tribunal Supremo Electoral (TSE) de haber fraguado un fraude para que Juan Orlando Hernández continuara en el poder.

El ex presidente Zelaya recalcó que él no dialogará con Hernández, ni con sus "empleados" que ha enviado al prediálogo iniciado el lunes, porque "no cumplen" los acuerdos que firman. Libre y la Alianza de Oposición, según Zelaya, solo creen en el pueblo que votó para que Salvador Nasralla fuera presidente de Honduras, lo que en su opinión no ocurrió porque Hernández se posicionó del poder por las armas y el apoyo de Estados Unidos.

Nasralla dijo hoy que está analizando si la ONU es la ruta correcta que permita iniciar un diálogo para resolver la crisis postelectoral que vive su país

"Estamos viendo si las Naciones Unidas son el escenario que permite conducir a un diálogo que resuelva la crisis en Honduras", de lo contrario "no habrá diálogo", subrayó Nasralla.

Agregó que él no se ha comprometido, "ni se firmó absolutamente nada" en la mesa técnica instalada el lunes. La próxima reunión de la mesa técnica está prevista para mañana, según anunció el lunes el representante de las Naciones Unidas.