•   Ciudad de Guatemala, Guatemala  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Cientos de empleados y extrabajadores de la minera de plata San Rafael, filial en Guatemala de la canadiense Tahoe Resources, protestaron este miércoles en la capital para exigir al tribunal constitucional ordenar el reinicio de operaciones de la empresa.

Con pancartas, trompetas de plásticos y otros objetos para hacer ruido, los trabajadores caminaron por varias calles del centro capitalino para que la Corte de Constitucionalidad (CC) deje sin efecto una suspensión temporal decretada por la justicia el año pasado.

 Las exportaciones mineras de Honduras subieron 17 por ciento en 2017

"Queremos meterle presión a los magistrados" para que resuelvan pronto, dijo a periodistas uno de los manifestantes quien no se identificó.

"Minería = Desarrollo" y "Resuelvan Ya", señalaban algunas pancartas sostenidas por los manifestantes frente a la sede de la CC, máxima instancia judicial del país.

/Fotografía tomada porTahoe Resources

La mina suspendió temporalmente sus operaciones por orden judicial hace casi nueve meses, luego de que una ONG ambientalista denunció la falta de respeto a las consultas comunitarias y a la opinión del pueblo indígena xinca.

El proyecto minero fue detenido tras cuatro años de operación en el municipio de San Rafael Las Flores, al sureste de Ciudad de Guatemala.

 Ecuador solo ha identificado el 10 % de sus recursos minerales

Desde enero pasado, 500 empleados han sido despedidos por la inactividad de la mina, que representan la mitad de la fuerza laboral, señaló a la AFP Andrés Dávila, gerente de comunicación de la mina.

Los magistrados de la corte constitucional pidieron la semana pasada informes a varias instituciones para determinar la presencia de indígenas xincas, un pueblo que convive en el país centroamericano con descendientes mayas, garífunas (afroaribeños) y ladinos.

En octubre pasado, las Premio Nobel de la Paz Rigoberta Menchú (Guatemala), Tawakkol Karman (Yemen), Shirin Ebadi (Irán) y Jody Williams (Estados Unidos), visitaron la zona y se solidarizaron con los pobladores opuestos a la mina.