•   Tegucigalpa, Honduras  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El Gobierno hondureño lanzó hoy la campaña "Este verano, hagamos de la prevención una tradición", orientada a evitar accidentes en carreteras, balnearios y otros sitios de recreación durante las vacaciones de Semana Santa.

En la operación participarán unos 20,000 uniformados, entre policías, militares, bomberos, socorristas de la Cruz Roja y Cruz Verde, entre otras instituciones, según la Comisión Nacional de Prevención y Movilizaciones Masivas (Conapremm).

 Ocho balnearios para tener cuidado

Durante el lanzamiento, el presidente hondureño, Juan Orlando Hernández, dijo por teléfono que durante las vacaciones de la Semana Santa se espera en su país la circulación de 7,000 millones de lempiras (cerca de 295 millones de dólares).

Destacó que los voluntarios están "listos y preparados" para brindar seguridad a los 3,3 millones de personas, muchos de ellos extranjeros, que se prevé se desplazaran por el país durante el descanso de Semana Santa.

El director de la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco), Lisandro Rosales, dijo en el evento que la Secretaría de Seguridad, las Fuerzas Armadas, el cuerpo de Bomberos y otras instituciones de socorro coordinarán la operación de seguridad e instalarán unos 500 puntos de atención especializados en todo el país centroamericano.

 Cruz Roja se prepara para Semana Santa

Señaló que también se instalarán 124 puntos especializados en atención médica, mecánica y otras para reducir los accidentes en carreteras y, en consecuencia, las muertes.

Las autoridades están ejerciendo también controles a las unidades del transporte interurbano ante la masiva afluencia de personas que en estos días se desplazarán a diversos sitios del país aprovechando el asueto parcial o total que tendrán durante la Semana Santa.

El Gobierno hondureño no ha informado hasta ahora si concederá asueto durante toda la Semana a los empleados y funcionarios públicos.

 Tránsito Nacional inicia plan preventivo

Los sitios más concurridos por los turistas, por lo general, son las playas, con mayor afluencia las del Caribe, donde el país dispone de más de 700 kilómetros.

Otros hondureños prefieren no salir de sus ciudades, sino disfrutar de la quietud que ofrecen durante la Semana Santa y asisten a las procesiones religiosas del jueves y viernes santos.