•   Tegucigalpa, Honduras  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, anunció hoy que ha aceptado la renuncia de Marta Pacchiotti, como funcionaria de la Misión de Apoyo Contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (MACCIH), que depende del organismo hemisférico.

Almagro también informó de que no se le renovará contrato en Washington a Jacobo Domínguez, quien también fue funcionario en asuntos políticos de la MACCIH en Tegucigalpa, donde no encajó y fue regresado a la sede de la OEA.

Zelaya dice si diálogo para resolver crisis no es vinculante es perder tiempo

Pacchiotti, ex coordinadora de Justicia Penal, resultó implicada en una presunta intervención de mensajes telefónicos y xenofobia contra personal de la MACCIH, mientras que Domínguez, según el ex jefe de la Misión, Juan Jiménez, estaba ganando 10.000 dólares en Washington pagados con fondos del equipo de la OEA en Tegucigalpa.

Jiménez renunció en febrero por diferencias con Almagro, de quien dijo que no tuvo todo el respaldo para un mejor desempeño de la MACCIH, a la que la comunidad cooperante de países de América y Europa le reiteró el miércoles su respaldo en la lucha contra la corrupción en Honduras.

Honduras y ONG Médicos Sin Fronteras renuevan su convenio de cooperación

En una carta dirigida a la Comisión Provisional de la Sociedad Civil del Observatorio de la Justicia Penal OEA-MACCIH, Almagro respondió una que le habían enviado sobre el comportamiento de dos funcionarios de la Misión en Tegucigalpa. Al respecto, "he aceptado la renuncia de la señora Marta Pacchiotti" y "no se renovará el contrato del señor Jacobo Domínguez que vence el 31 de marzo de 2018", añade la carta.

Almagro indicó además en la misiva que ha "instruido al inspector general que realice una investigación sobre el comportamiento y los comentarios racistas y xenofóbicos de la señora Pacchiotti y del señor Domínguez".

ONU acusa a Honduras de ejecuciones extrajudiciales durante crisis electoral

"Este tipo de comportamientos no son aceptables ni tolerables en nuestra institución", subraya el escrito de Almagro. Además, señaló que se invitará a un representante de la comisión provisional de Sociedad Civil del Observatorio de Justicia Penal a ser parte del comité de selección que elegirá al próximo director o directora, y que se hará una auditoría de la gestión de la MACCIH.

"Aprovecho la oportunidad para reafirmar el compromiso de la Secretaría General de la OEA de apoyar todos los esfuerzos de la MACCIH y del pueblo hondureño en la lucha contra la corrupción y la impunidad en Honduras", concluye la carta de Almagro.

La MACCIH se instaló en abril de 2016 en Tegucigalpa para frenar la corrupción y la impunidad en el país centroamericano, como parte de un acuerdo entre el Gobierno que preside Juan Orlando y la OEA.