•   Ciudad de Panamá, Panamá  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Panamá registró una expansión económica del 5.4 por ciento en 2017, una de las tasas más altas de la región, pero también un desempleo en alza, una paradoja que analistas achacan a una excesiva atención en los sectores conexos al Canal en detrimento de agroindustria y la manufactura.

El Instituto Nacional de Estadística y Censo (Inec) explicó que el alza del producto interno bruto (PIB) en 2017 fue nuevamente consecuencia del comportamiento de las actividades relacionadas con el sector externo, las más destacadas las del Canal de Panamá, y los servicios aéreos y financieros.

Un poblado de Panamá enaltece la caña de azúcar con un antiguo festival

Y los mismos datos estadísticos señalaron que el desempleo pasó de 5.5 por ciento en agosto de 2016 a 6.1 por ciento en el mismo mes de 2017, lo que supone un incremento del 13.3 por ciento.

"Cuando crece la economía debe subir el empleo, pero en Panamá se da la situación contradictoria de que tiene un crecimiento alto pero el desempleo sigue aumentando", comentó a Efe el decano de la Facultad de Economía de la estatal Universidad de Panamá, Rolando Gordón.

A juicio del experto, el meollo del asunto está en que tanto los gobiernos anteriores como el actual "no comprenden que Panamá es más que el Canal", que acapara, junto a sus actividades conexas, los mayores esfuerzos en materia de políticas económicas.



"En las cifras oficiales se ve que todo lo que es el Canal y sus áreas aledañas está creciendo fuertemente, pero lo que está a nivel interno como la industria, está creciendo muy pobremente, y eso es por la falta de una estrategia a nivel nacional", dijo Gordón.

De acuerdo a los datos estadísticos, el valor agregado bruto de las actividades de transporte y comunicaciones aumentó en 2017 un 10.1 por ciento, principalmente por las operaciones del Canal de Panamá (+16.1 por ciento) y el sistema portuario (+10.1 por ciento).

Panamá sufre por regulaciones contra el blanqueo de capital

En contraste, el valor agregado bruto de las industrias manufactureras se expandió un 2.2 por ciento y el de la agricultura, ganadería, caza y silvicultura, un 2.5 por ciento.

"La industria nacional está creciendo 2.2 por ciento y están generando el 7 por ciento del empleo. Imagine si la industria creciera el 5%, igual la agricultura, se podría generar mucho más empleos", argumentó el decano universitario.

Recalcó que la miopía oficial frente al valor estratégico de la industria y la agricultura para la creación de empleo "es un problema que han tenido todos los gobiernos, no solo el actual".



La Administración anterior (2009-2014) tuvo tasas de desempleo bajas, de hasta 4.5 por ciento, porque le tocó el proyecto de la ampliación del Canal (2009-2016) en pleno apogeo, pero una vez se terminó la obra con coste de al menos 5.600 millones de dólares, "la economía comenzó a decaer", añadió.

Tras un crecimiento que llegó a dos dígitos en el 2012 (10.6 por ciento), la economía de Panamá entró en una etapa de desaceleración, registrando en 2016 la menor expansión (5 por ciento) desde 2010, de acuerdo con los datos oficiales.

Para el decano de la Facultad de Economía de la principal universidad de Panamá, el panorama del empleo no cambiará mientras no se creen políticas de Estado de largo aliento que impulse la economía interna.

Indígenas panameños logran aprobación del Gobierno para tierras colectivas

Sin embargo, sí prevé que este año siga creciendo el PIB y termine con una expansión de entre 5.6 a 5.7 por ciento, gracias al mejor entorno internacional, el impulso de obras de infraestructura y la previsible entrada en operaciones de una gran mina, cuya construcción ha requerido una inversión de 6,400 millones de dólares.

"Hay una gran cantidad de proyectos de infraestructura que se supone que tienen que generar empleo, está la minería en Donoso, que va a usar mayor cantidad de mano de obra", precisó.

En ese contexto, la encuesta de la firma estadounidense Manpower presentada esta semana en la capital panameña, ubicó a Panamá como el país con menor expectativa de creación de empleo en América, con un 5 por ciento, para el segundo trimestre de este 2017.