•   Ciudad de Guatemala, Guatemala  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El presidente de Guatemala, Jimmy Morales, sancionó ayer las reformas a la Ley del Deporte aprobadas la semana pasada por el Congreso y que permitirá a la Federación de Fútbol aprobar los estatutos requeridos por la FIFA para que levante la suspensión al balompié, informó hoy el Diario de Centroamérica.

Las autoridades de la Federación de Fútbol tendrán que convocar a una asamblea para aprobar los nuevos estatutos requeridos por la Federación Internacional de Fútbol Asociado (FIFA) y luego trasladarlos a la Confederación Deportiva Autónoma de Guatemala (CDAG).

FIFA publica candidaturas para el Mundial 2026

Posteriormente la FIFA deberá conocer los estatutos aprobados y determinar si le levanta la sanción a Guatemala, que está desde octubre de 2016 fuera de toda competición internacional.

Las reformas sancionadas (Decreto 9-28) fueron publicadas hoy en el Diario de Centroamérica (oficial).

El presidente de Guatemala, Jimmy Morales.

En uno de los artículos de la Ley se señala que la CDAG, en un plazo de ocho días a partir de la recepción de los estatutos que fueron avalados el 25 de julio de 2017 y ratificados por la Asamblea General de la Federación de Fútbol, pero luego rechazados, debe resolver sobre la aprobación definitiva de esos reglamentos.

Agrega que una vez aprobados, la Federación de Fútbol deberá comunicarlo inmediatamente a la FIFA.

Cuba rescata empate ante Nicaragua en tiempo agregado

Las reformas a la normativa, avaladas por 113 de los 158 diputados el pasado 21 de marzo, le permitirán a la FIFA -y a todos los organismos internacionales deportivos- tener el control en la conformación de los comités ejecutivos de las federaciones deportivas nacionales, así como sus procedimientos de elecciones y regímenes disciplinarios.

Estos tres elementos eran requeridos a la Federación Nacional de Fútbol y a la CDAG por la FIFA desde el pasado 25 de julio y que deberán ser de nuevo aprobados antes de que venza el plazo el próximo 30 de abril.

Las reformas no sólo beneficiarán al fútbol, sino también a las federaciones nacionales de baloncesto, que llevan ocho años suspendidas, y la de béisbol, que lleva 2 años.

Hace ocho días, el presidente guatemalteco envió una carta a la FIFA en la que pidió que a su país se le trata "por igual" y que se le concedan seis meses más para poder aprobar los nuevos estatutos y levantar así la suspensión.