•   San José, Costa Rica  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El Tribunal Supremo de Elecciones de Costa Rica (TSE) informó de que hoy es el último día para difundir, parcial o totalmente, sondeos de opinión y encuestas relativas a los comicios y pauta publicitaria electoral, previo a la segunda ronda del próximo domingo.

Durante el periodo de veda lo que se impide es la difusión de nuevas encuestas y sondeos de opinión relativos a los comicios así como pauta publicitaria electoral.

Además, en Internet no se podrán divulgar publicaciones correspondientes a espacios pagados en sitios web o en redes sociales, como el uso de "banners" digitales.

3.3 millones de costarricenses están llamados a las urnas este domingo. EFE/END

El candidato oficialista del Partido Acción Ciudadana, el periodista Carlos Alvarado, disputará el próximo domingo la segunda ronda electoral en Costa Rica frente al candidato del conservador Partido Restauración Nacional, el predicador evangélico Fabricio Alvarado.

El próximo domingo 3,3 millones de costarricenses están convocados a la segunda ronda para elegir al presidente que gobernará el país a partir del 8 de mayo para el periodo 2018-2022, en lugar de Luis Guillermo Solís.

Suspenden encuesta

La firma encuestadora costarricense OPol informó hoy que suspendió la publicación de su última encuesta de cara a la segunda vuelta por la Presidencia del país, el próximo domingo, debido a las amenazas a la integridad física de sus trabajadores.

"Lamentamos no poder finalizar con la encuesta. La integridad de nuestros colaboradores es primero", indicó la firma en un comunicado difundido este miércoles en sus redes sociales.

Los costaricenses acudirán a las urnas este domingo. EFE/END

Añadió que "el avance" del sondeo que debió ser suspendido, reflejaba "una mínima variación respecto de la medición del viernes anterior, donde el candidato de Restauración Nacional, Fabricio Alvarado, aparecía con 56 por ciento de la intención de voto, frente a un 44 por ciento de Carlos Alvarado, de Acción Ciudadana".

La violencia y la cantidad de amenazas recibidas a través de medios electrónicos en contra del equipo de OPol, es lo que, según la encuestadora pesó para que tomaran la decisión de detener el proceso de publicación.