•   San José, Costa Rica  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Los candidatos al balotaje de este domingo en Costa Rica, el exministro oficialista Carlos Alvarado y el predicador evangélico Fabricio Alvarado, organizaron este jueves sendos eventos en su plan por cazar votos en la recta final de la campaña.

Ambos aspirantes salieron a zonas periféricas del país en busca de votantes indecisos que definan la elección, en momentos que las encuestas apuntan a un empate técnico.

 Lea: Elecciones en Costa Rica despiertan temores a retroceso en derechos

El contacto directo con los votantes quedó como el único medio de llevar su mensaje, luego de que este jueves se suspendió la propaganda por medios electrónicos e impresos.

Carlos Alvarado, del gobernante Partido Acción Ciudadana (PAC, centroizquierda), visitó el cantón norteño de San Carlos, donde realizó una concetración en la cual expuso ante los presentes sus prioridades para la zona.

 De interés: Encuesta registra empate técnico entre candidatos en Costa Rica

Para la tarde del jueves tenía previsto un "Facebook live" para atender consultas del público. El candidato oficialista había programado una visita al centro de la capital para conversar con los peatones, pero fue suspendida sin mayores explicaciones.

El candidato a la presidencia por el Partido Restauración Nacional (PRN), Fabricio Alvarado. Foto: EFE/END

Su contrincante, Fabricio Alvarado del conservador partido Restauración Nacional, presentó el miércoles una versión ampliada de su programa de gobierno y posteriormente salió a visitar zonas periféricas, aunque su equipo de campaña no precisó dónde iría.

 Además: Candidatos costarricenses buscan alianzas para segunda vuelta de elecciones

"Ojalá que la presentación de este plan de gobierno, sumado a todo lo demás que hemos hecho, termine de convencer a muchos que están indecisos de que nuestra propuesta es bastante integral", declaró Fabricio Alvarado al presentar el programa cuatro días antes de la elección.

Su contrincante criticó la propuesta, al señalar que "contiene plagios literales" de los programas de Carlos Alvarado y del excandidato Rodolfo Piza, además de que plantea "restricciones a las libertades individuales".