•   San Salvador, El Salvador  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Un pandillero de la Mara Salvatrucha (MS-13) de El Salvador murió hoy tiroteado por agentes de la Policía Nacional Civil (PNC) en Santa Rosa de Lima, departamento de La Unión, informó el cuerpo de seguridad.

La fuente, que señaló que en la zona del hecho incautaron "armas de grueso calibre", explicó que el suceso se produjo cuando los agentes se encontraban verificando información sobre miembros de la MS-13 y "fueron atacados a balazos de arma de fuego, por lo que los policías repelieron al agresión".​

Iglesia salvadoreña pide acciones ante violencia tras asesinato de sacerdote

El pandillero fallecido, cuya identidad no fue facilitada por la PNC, tenía en su poder un fusil AK-47 y una pistola 9 milímetros, "armas que serán analizadas para establecer su posible uso en otros hechos de violencia".

El Gobierno salvadoreño se desliga de estas acusaciones y no reconoce las muertes de pandilleros en enfrentamientos con la PNC como ejecuciones extrajudiciales.

Las muertes de pandilleros a manos de la PNC son calificadas por diversas organizaciones no gubernamentales y asociaciones en defensa de los derechos humanos como ejecuciones extrajudiciales, y buscan que sean investigadas.​

Iglesia salvadoreña pedirá en EE.UU. la residencia para compatriotas con TPS

Asimismo, las ejecuciones extrajudiciales atribuidas a los cuerpos de seguridad y el retorno de "escuadrones de la muerte" alarmaron al alto comisionado de Derechos Humanos de la ONU, Zeid Ra'ad Al Hussein, en una visita que realizó en noviembre pasado.

De igual forma, la relatora especial de la ONU sobre muertes arbitrarias, Agnes Callamard, denunció el pasado 5 de febrero, al cierre de una visita de 12 días a El Salvador, la existencia de un patrón de ejecuciones extrajudiciales y de atropellos en los cuerpos de seguridad.

Detenidos 125 conductores peligrosos en El Salvador durante Semana Santa

No obstante, el Gobierno salvadoreño se desliga de estas acusaciones y no reconoce las muertes de pandilleros en enfrentamientos con la PNC como ejecuciones extrajudiciales.

El Salvador es uno de los países más violentos del mundo con tasas de asesinatos de 103, 81,7 y 60 por cada 100.000 habitantes en 2015, 2016 y 2017, respectivamente, muertes atribuidas principalmente a las pandillas Mara Salvatrucha (MS-13) y Barrio 18.