•   Tegucigalpa, Honduras  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Las autoridades de Honduras trasladaron hoy a 160 pandilleros presos que intentaron amotinarse este jueves en una cárcel de alta seguridad ubicada en el oriente del país, informó una fuente oficial.

El traslado de los presos comenzó esta mañana después de que quedase bajo control el "conato de motín" que se registró el jueves en la cárcel de alta seguridad de Morocelí, departamento oriental de El Paraíso, conocida como la Tolva, en protesta para obtener el derecho a visitas conyugales, indicó el Instituto Nacional Penitenciario.

 Cárcel Modelo espera 2.010 visitas conyugales en Semana Santa

El subdirector del Instituto Penitenciario, Germán McNiel, dijo a periodistas que en 'la Tolva' se produjo "un intento de amotinamiento", pero "no se cedió ante los actos" de los presos.

Los privados de libertad están "en un régimen de máxima seguridad y es lógico que no estarán conformes con las medidas de control que se ejercen en el establecimiento penitenciario", subrayó.

La institución penitenciaria indicó que los presos, todos miembros de la pandilla Mara 18, serán reubicados en la cárcel de máxima seguridad de Ilama, departamento occidental de Santa Bárbara, desde donde fueron trasladados 160 reos a la Tolva.

 Motín en cárcel de Venezuela deja 68 muertos

"No vamos a tolerar acciones violentas que atenten contra la seguridad del resto de las personas privadas de libertad, no regresaremos al tiempo de antes donde los privados eran los que tenían el control de los centros penales, ahora el control lo tienen las autoridades", señaló el funcionario.

Destacó que durante el intento de motín no se reportaron personas heridas, ya que los agentes penitenciarios utilizaron "las medidas establecidas en las leyes que respetan la integridad física y los derechos de cada una de las personas".

En el traslado participaron elementos de la Fuerza de Seguridad Interinstitucional Nacional (Fusina) y del Grupo de Reacción Penitenciaria.

 Condenan a guatemalteco a 11 años de cárcel por lavado de dinero

El sistema penitenciario de Honduras está compuesto por unas treinta cárceles y alberga a 18.800 presos, cuando su capacidad máxima es de 8.000, según cifras oficiales.

Según las autoridades hondureñas, el 80 por ciento de los ataques y masacres perpetradas en el país centroamericano son ordenadas por pandilleros que operan desde las cárceles, por eso muchos de ellos han sido trasladados a prisiones de alta seguridad.