•  |
  •  |
  • EFE

La mayoría de los hondureños cree que las elecciones generales de 2017 las ganó el candidato de la Alianza de Oposición contra la Dictadura, Salvador Nasralla, según un sondeo del Equipo de Reflexión, Investigación y Comunicación (ERIC), rectorado por jesuitas, difundido hoy.

El estudio se hizo del 12 al 22 de febrero de 2018, con una muestra de 1.584 encuestas válidas, representativa de toda la población mayor de 18 años que vive en el país, indicó en su presentación el director del ERIC, Ismael Moreno.

Excandidato Nasralla espera que Congreso hondureño apruebe diálogo vinculante

Explicó que el estudio tiene como propósito indagar en la percepción de la población sobre la crisis política electoral, la situación de los derechos humanos, la corrupción e impunidad, la confianza en las instituciones públicas y actores nacionales, y sobre el desempeño del presidente Juan Orlando Hernández en sus cuatro años de mandato.

El presidente Juan Orlando Hernández

Hernández fue reelegido en los comicios del 26 de noviembre de 2017, lo que no reconoce Nasralla, quien aduce que el Tribunal Supremo Electoral (TSE) le fraguó un fraude para que el gobernante siguiera en el poder cuatro años más, pese a que la Constitución no permite la reelección presidencial, bajo ninguna modalidad.

En efecto, la Constitución hondureña no permite la reelección, pero un fallo del poder judicial de 2015 dejó abierta la posibilidad. Según el sondeo del ERIC, con un margen de confianza del 95 por ciento, seis de cada diez hondureños entrevistados consideran que hubo fraude en las elecciones generales.​

Zelaya dice si diálogo para resolver crisis no es vinculante es perder tiempo

"Entre los simpatizantes del Partido Nacional (en el poder), el 56 % afirma que el proceso electoral debilitó la democracia", mientras que "el 55,7 % de la población hondureña afirma que Nasralla ganó las elecciones", subraya la investigación. Indica además que el 75,6 por ciento de la población cree que hay corrupción en el manejo de los recursos del Parlamento hondureño.

"La población calificó con una nota de 4,8 (de 10) al gobierno de Juan Orlando Hernández", en su mandato del 27 de enero de 2014 al 26 de enero de 2018. El estudio busca además ofrecer los resultados a los diversos sectores de la sociedad como una herramienta para el debate y la búsqueda de salidas a la crisis actual, enfatiza el estudio del ERIC.

El presunto fraude en las elecciones ha desembocado en una crisis política y social en Honduras seguida de manifestaciones desde el 29 de noviembre, algunas de las cuales han sido violentas y con vandalismo, con un saldo de una veintena de muertos y millonarias pérdidas económicas por daños a la propiedad privada y pública.

El excandidato hondureño Nasralla dice que el informe de la UE no aporta nada

Según el ERIC, la crisis política electoral comenzó cuando el Tribunal Supremo Electoral (TSE) inscribió a Hernández como candidato presidencial por el Partido Nacional en las elecciones internas y primarias de marzo de 2017. La encuesta del ERIC indica que el 61,1 por ciento de los encuestados afirmó que la reelección de Hernández es ilegal, mientras que el 34,5 por ciento se manifestó en contra de la misma. "Esta valoración de la ciudadanía no es nueva.

En el sondeo realizado en diciembre de 2016 y hecho público en febrero de 2017, 6 de cada 10 estaban en desacuerdo con la figura de la reelección presidencial", recordó el ERIC.

También señaló que "si la ilegalidad de la reelección generó indignación, el fraude electoral fue la gota que provocó movilizaciones en diversas regiones del país entre el 27 de noviembre de 2017 y el 6 de enero de 2018".

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus