•   Panamá  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Panamá se unirá el próximo miércoles al Día Internacional de Concienciación sobre el Ruido, que se celebra en decenas de países guardando un minuto de silencio para sensibilizar a la población de los daños que provoca el exceso de decibelios, informaron hoy sus organizadores.

"Es hora de tomar conciencia del daño inminente que el ruido presenta a la salud. La exposición continuada a ruidos extremos puede causar un daño irreparable a la audición y además afectar otros aspectos del ser humano incluyendo cambios de comportamiento, aprendizaje, patrones de sueño y desórdenes causados por el estrés", denunció la Fundación Oír es Vivir.

 El excesivo ruido es un síntoma de la poca tolerancia de la sociedad panameña

La fundación explicó este lunes en un comunicado que el minuto de silencio se guardará entre las 14:15 y las 14:16 hora local y que este año se une a la celebración el Municipio de Panamá, el Club Rotario Panamá Sur y la Universidad Especializada de las Américas, entre otros.

"La Organización Mundial de la Salud (OMS) establece que el ruido empieza a ser dañino a partir de los 85 decibelios (dB), un umbral que es atravesado a diario en Panamá. Solo la bocina de los diablos rojos (autobuses típicos) alcanza los 100 dB", alertó por su parte el presidente del Club Rotario Panamá Sur, Alberto Botarelli.

El Día Internacional de Concienciación sobre el Ruido, que en Panamá se celebra por séptimo año consecutivo, fue instaurado hace más de dos décadas por el Center for Hearing and Communication de Estados Unidos.

 Exceso de ruido puede causar discapacidad auditiva

La fundación lanzó hace un mes en distintos medios de comunicación una campaña denominada "Cuando pitas me haces daño", que busca concienciar a la población de la espiral dañina que desencadena el ruido y que usa como reclamo la imagen de un niño con expresión molesta que se tapa los oídos con las manos.

La Unión Europea (UE) estima que los países pierden anualmente el 0,1 por ciento de su producto interno bruto (PIB) por culpa del ruido y de los trastornos físicos y psicológicos que ocasiona en las personas.