•   San salvador, El Salvador  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El Gobierno de El Salvador presentará a la Asamblea Legislativa un proyecto de reforma a la Ley Penitenciaria para "mantener el control y la seguridad" en las cárceles del país, informó hoy el titular del Ministerio de Justicia, Mauricio Ramírez Landaverde.

El funcionario explicó que el documento, que se prevé sea entregado en las próximas semanas, fue elaborado por el Ministerio de Justicia y Seguridad y contiene una serie de reformas a dicha ley.

 Cinco presos mueren en un incendio en penitenciaria del sur de Brasil

El anuncio fue hecho tras una reunión que Ramírez Landaverde sostuvo este martes con diputados de la Comisión de Seguridad y Combate a la Narcoactividad de la Asamblea Legislativa y en la que también participaron representantes de la Corte Suprema de Justicia, de la Procuraduría de Derechos Humanos y de la Fiscalía.

Durante el encuentro, según Ramírez Landaverde, se analizaron las reformas que permitan que algunas disposiciones contempladas en las medidas "extraordinarias" de seguridad se vuelvan permanentes.

 Nicaragua tiene 171 reos por cada 100 mil habitantes, según organismo internacional

"Planteamos a los diputados la necesidad de que cualquier reforma busque un debido equilibrio entre los derechos y las garantías de la población privada de libertad y el derecho de la ciudadanía a tener un sistema penitenciario bajo control, seguro y que no represente una amenaza", agregó el funcionario.

El Congreso de El Salvador extendió, el 9 de abril pasado, hasta octubre de 2018 estas medidas que refuerzan el régimen de seguridad en las prisiones, de las que la ONU ha pedido su final en varias ocasiones.

 Un preso menor de edad muere en República Dominicana al intentar fugarse con otros 7

Esta ofensiva carcelaria incluye la suspensión de visitas, el encierro permanente de los reos, traslados expeditos a la cárcel de máxima seguridad, el corte de las telecomunicaciones en los penales y la creación y mantenimiento de centros temporales de reclusión.

El Salvador es uno de los países más violentos del mundo, con tasas de 103, 81,7 y 60 homicidios por cada 100.000 habitantes en 2015, 2016 y 2017, respectivamente, crímenes que las autoridades atribuyen principalmente a las pandillas.