•   San Salvador, El Salvador  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Un policía fue asesinado la pasada noche en la zona central de El Salvador, con el que suman tres los homicidios contra agentes de la corporación policial desde que comenzó 2018, informó el cuerpo de seguridad.

La fuente, que identificó a la víctima como Óscar Alberto Pérez Vásquez, detalló que el agente fue atacado "por delincuentes en horas de la noche con un arma de fuego, mientras se encontraba de licencia en su residencia del cantón Camotepeque de la localidad de Nejapa.

Policía de Nicaragua reporta 2 agentes muertos y 121 heridos durante protestas

La Policía Nacional Civil (PNC) explicó que "se está efectuando un operativo de búsqueda" de los autores del crimen, quienes todavía no fueron localizados.

En el año 2017 fueron asesinados 46 policías y 24 miembros del ejército, con un incremento del 2,9 % frente a 2016, cuando se computaron 68 homicidios de efectivos de los cuerpos estatales.

La mayoría de estos homicidios se dieron cuando los policías y soldados se encontraban de licencia y cuyas muertes son atribuidas principalmente a las pandillas Barrio 18 y Mara Salvatrucha (MS13).

El número de estos funcionarios asesinados hasta mediados del 2017 era significativamente inferior a los computados durante 2016, pero a mediados de junio las pandillas arreciaron los ataques hasta llevarlos a niveles superiores.

Las autoridades de Seguridad han señalado en diversas ocasiones que con los ataques contra los miembros de los cuerpos de seguridad, las pandillas buscan presionar al Gobierno para obtener beneficios carcelarios similares a los dados durante un armisticio entre estas bandas, que tuvo lugar entre el 2012 y 2014 y fue apoyado por el Ejecutivo.

Confirman liberación de protestantes contra el INSS

Las secuelas de la violencia que vive el país a manos de estas bandas, los ataques que sufren sus compañeros y otros problemas personales han llevado a dar atención psicológica al menos a 15,724 de los 23.302 miembros de la Policía.

El Salvador es considerado uno de los países más violentos del mundo por sus tasas de homicidios de 103,81.7 y 60 por cada 100,000 habitantes en 2015, 2016 y 2017, respectivamente.