•  |
  •  |
  • EFE

El presidente de Costa Rica, Luis Guillermo Solís, defendió este miércoles que su gestión de cuatro años permitió al país sacó al país del estancamiento en infraestructura, pero reconoció carencias en materia de seguridad y de déficit fiscal.

En su último informe de labores ante el Congreso, previo a entregar el poder el 8 de mayo, Solís citó la estabilidad y el crecimiento económico sin inflación, el avance en obras clave de infraestructura y la reducción de la pobreza como algunos de los principales logros de su gestión.

Teatro Nacional costarricense recibe millonario préstamo para su preservación

El mandatario entregará el poder al presidente electo Carlos Alvarado, de su Partido Acción Ciudadana (PAC, centroizquierda).

Carlos Alvarado

"Sí logramos superar esa sensación de parálisis que corroía la esperanza de recuperar el ritmo de nuestro desarrollo con un sello profundamente costarricense", señaló.

La reducción de 2,4 puntos porcentuales en los índices de pobreza, el tope a las pensiones de lujo, medidas para contener la evasión fiscal y la atención a varios desastres naturales que golpearon al país fueron citados entre los principales logros por el mandatario.

Presidente electo de Costa Rica presenta su gabinete con mayoría de mujeres

Sin embargo, reconoció que su gobierno tuvo carencias en materia de seguridad que condujeron a que en 2017 se produjeran 603 homicidios, el nivel más alto de la historia nacional, equivalente a 12,1 por cada 100.000 habitantes.

La Organización Mundial para la Salud considera que más de 10 homicidios por 100.000 habitantes constituye una "epidemia" de violencia.

"Durante los últimos años se producido desde Sudamérica un significativo aumento en el tráfico de cocaína", dijo Solís. "Esta situación ha producido en Costa Rica un fenómeno -el narcomenudeo- cuya expresión más evidente es un aumento desproporcionado del crimen violento entre los carteles de la droga locales", agregó.

Presidente electo Alvarado aspira a trabajar con Nicaragua en temas que unen

Tampoco logró aprobar una reforma fiscal para hacerle frente al déficit en las finanzas públicas, que alcanzó 6,2% del PIB.

En materia de vínculos diplomáticos, destacó la solución de diferendos con Nicaragua en la Corte Internacional de Justicia, incluyendo la definición de límites marítimos entre los dos países, que mantienen relaciones distantes.