•  |
  •  |
  • EFE

El gobierno de Honduras dará apoyo legal a cerca de 60.000 inmigrantes de ese origen a los que Estados Unidos canceló el Estatus de Protección Temporal (TPS, sigla en inglés) para optar a su residencia permanente, anunció este lunes el presidente Juan Orlando Hernández.

El gobernante indicó que ampliará la atención con "asesoría legal" en los consulados acreditados en varias ciudades estadounidenses "para que las personas que están con TPS puedan hacer sus consultas" sobre los trámites para lograr la residencia.

Estados Unidos comunicó el viernes a Honduras que a partir del 2020 se cancela el estatus que concede desde 1999, luego de las devastaciones que sufrió el país centroamericano a causa del huracán Mitch en 1998.

Honduras recibió en 2017 cerca de 4.000 millones de dólares en remesas, equivalentes a 18% del Producto Interno Bruto (PIB). Más de un millón de hondureños residen en Estados Unidos, en su mayoría sin documentos legales.

"Queremos iniciar un esfuerzo muy coordinado que nos garantice seguridad (...) para la atención especializada a nuestra gente", anunció Hernández en una videoconferencia con los cónsules hondureños acreditados en Estados Unidos.

El gobierno hondureño había gestionado ante la administración de Donald Trump una nueva ampliación del TPS como las que se habían dado por lapsos de 18 meses desde 1999. Washington comunicó la ampliación, pero adelantó que es la última.

El anuncio preocupó a las personas que hace unos 20 años reciben el beneficio, lo mismo que al gobierno, por la inyección económica que representan los inmigrantes en Estados Unidos a través de las remesas que envían a sus familiares.

Honduras recibió en 2017 cerca de 4.000 millones de dólares en remesas, equivalentes a 18% del Producto Interno Bruto (PIB). Más de un millón de hondureños residen en Estados Unidos, en su mayoría sin documentos legales.