•  |
  •  |
  • EFE

El ministro de Seguridad Pública de Costa Rica, Michael Soto, recibió hoy al vicepresidente de Colombia y general retirado de la Policía Nacional, Óscar Arnulfo Naranjo, para conversar sobre seguridad ciudadana y narcotráfico.

La reunión, que fue privada, tuvo como objetivo conversar sobre la seguridad en Costa Rica y en la región centroamericana; así como recibir el mensaje del gobierno de Colombia de apoyo y trabajo conjunto en la lucha contra el crimen organizado y el narcotráfico.

El ministro costarricense Soto afirmó en un comunicado de prensa que Costa Rica tiene desafíos en temas de seguridad y el apoyo del gobierno colombiano en temas de capacitación, estrategias e intercambio de información los "complace", ya que se trata de una ayuda que va a beneficiar al país.

Es necesario sumar inteligencia colectiva y capacidades y actuar en el marco del principio básico de la corresponsabilidad", expresó Naranjo.

"Estoy contento de empezar el día con esta visita y estamos abiertos a crear enlaces con Colombia y las demás policías. Ya tenemos contacto con la policía de Panamá y Nicaragua y así lo vamos a hacer con las otras de la región", expresó Soto en su primer día de labores.

Naranjo, quien representó a Colombia el martes en la investidura de Carlos Alvarado como presidente de Costa Rica, dijo que el tema de seguridad en América Latina es el común denominador de la preocupación de los gobiernos y ciudadanos.

Naranjo destacó que desde Colombia trae "un mensaje para respaldar una gestión para la historia del bicentenario de Costa Rica" y subrayó que "hay una lección de éxitos y fracasos en la historia de Colombia y deseamos compartirla".

General retirado de la Policía Nacional de Colombia, Óscar Arnulfo Naranjo

"Hemos escuchado al ministro de Seguridad de Costa Rica, cuyas palabras fueron muy acertadas, su diálogo para trabajar regionalmente. No basta hacer trabajos país a país.

Es necesario sumar inteligencia colectiva y capacidades y actuar en el marco del principio básico de la corresponsabilidad", expresó Naranjo.

Naranjo es un general retirado de la Policía Nacional de Colombia, negociador plenipotenciario del gobierno en las negociaciones de paz con las FARC y actual vicepresidente de Colombia. Costa Rica vive actualmente una ola de violencia vinculada especialmente a enfrentamientos entre grupos narcotraficantes.

En el 2017 se rompió el récord anual de homicidios, con más de 600 (tasa de 12,1 por 100.000 habitantes), mientras que las autoridades costarricenses decomisaron un total de 30,08 toneladas de cocaína.

Durante ese periodo no solo se ha observado una escalada en el número de homicidios, sino que la estadística ha ido acompañada por crímenes cada vez más violentos que incluyen cuerpos desmembrados, decapitados y con signos de tortura, lo que preocupa al Ministerio de Seguridad.