•   Tegucigalpa, Honduras  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Las defensorías del Pueblo de América analizan los derechos económicos, sociales y culturales en un taller inaugurado hoy en Honduras con el fin de facilitar la construcción de democracias "más auténticas", informó una fuente oficial.

El Comisionado de los Derechos Humanos en Honduras, Roberto Herrera, dijo en la inauguración que las Instituciones Nacionales de Derechos Humanos tienen un papel "determinante" en la promoción y la garantía de "la indivisibilidad e interdependencia" de las garantías que se aplican a las personas sobre la base de la igualdad y la no discriminación.

Situación de México y Nicaragua centra primer día de audiencias de la CIDH

Destacó que la efectividad de los derechos humanos demanda cada vez más "nuestra capacidad de enfrentar situaciones como la pobreza, la discriminación, la violencia, el crimen organizado, la impunidad, los incendios forestales y el cambio climático", situaciones que afectan negativamente derechos económicos, sociales y culturales.

Además, invitó a las defensorías del Pueblo a "avanzar" con la aplicación "progresiva e ininterrumpida de esos derechos, incluyendo el derecho al medio ambiente sano, porque por esa vía se puede "facilitar la construcción de democracias auténticas en América". En el taller, que se extenderá hasta el viernes, participan funcionarios de derechos humanos de Bolivia, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Guatemala, Honduras, Panamá, Uruguay y Venezuela, según un comunicado del organismo hondureño que dirige Herrera.

EE. UU. presiona a Venezuela por elecciones

El jefe de Cooperación de la Unión Europea (UE) en Honduras, David Mogollón, dijo en la inauguración del encuentro que las Defensorías del Pueblo "son vitales" para la democracia, la promoción y protección de los derechos humanos. "Su fortalecimiento es clave en la consecución de objetivos de democracia, paz y bienestar para países como Honduras", indicó el diplomático de la UE, que financia el cónclave.

Cooperación de la Unión Europea financia el cónclave.

Agregó que la UE defiende los derechos civiles, políticos, económicos y culturales, y promueve los derechos de las mujeres, minorías y las personas desplazadas, al igual se opone a la pena de muerte, la tortura, la trata de personas y la discriminación.

UE pide que la CIDH investigue

Por su parte, Sergio Chaparro, del Centro de Derechos Económicos y Sociales de Nueva York, destacó la necesidad de abordar las causas estructurales de las violaciones a los derechos económicos, sociales y culturales.

"Es importante desarrollar herramientas para abordar esas violaciones estructurales y profundizar en la investigación de ellas", subrayó.

Chaparro indicó que las instituciones nacionales de derechos humanos tienen una "posición privilegiada y un rol fundamental" que cumplir en abordar las violaciones.

Señaló que en América Latina alrededor de 186 millones de personas están en situación de pobreza, lo que representa una tercera parte de la población de la región.

"La pobreza ha aumentado desde el 2015 como no ocurría hace casi una década en la región, la más desigual del mundo pese a los progresos logrados en los últimos 15 años y que se han frenado en los últimos dos años", enfatizó Chaparro.

En la inauguración del taller participó también la representante de la Alianza Global de Las Instituciones Nacionales de Derechos Humanos (GANHRI) y del Instituto Danés de Derechos Humanos, Birgitte Feiring.