•  |
  •  |
  • EFE

La huelga de la construcción en Panamá cumplió hoy 23 días sin que el poderoso sindicato del sector, Suntracs, y la patronal Capac, hayan alcanzado un acuerdo sobre el nuevo salario que regirá por los próximos 4 años y que los obreros piden que sea "digno". El Sindicato Único Nacional de Trabajadores de la Construcción y Similares (Suntracs), que este jueves pagaba a cada uno de sus afiliados el subsidio de huelga de 50 dólares semanales, asegura que el 95 por ciento de las obras están paralizadas en el país.

Panamá recibe a vicepresidente indio como parte de su acercamiento a Asia

El Suntracs cuenta con al menos 90.000 afiliados, de acuerdo a sus propios datos, y asumió el pago a los trabajadores ya que la huelga se decretó mientras existían negociaciones con la Cámara Panameña de la Construcción (Capac), las cuales se mantienen.

"Jueves 10 de mayo de 2018, sigue entrega de subsidio de huelga a nivel nacional en completo orden. Con unidad, determinación y lucha venceremos!", publicó el Suntracs en su cuenta de Twitter, en la que además aparecen testimonios de obrero que piden "salarios dignos" para el sector.

 

Al inicio de la huelga, el Suntracs exigía un alza salarial del 60 por ciento pagadero a razón de 15 por ciento anual durante los próximos cuatro años, el tiempo de la convención colectiva, mientras que la Capac presentó una oferta de 2 por ciento para todo el período. Los directivos de ambas agrupación reconocieron que sus propuestas eran extremos y han ido flexibilizando sus exigencias de alza salarial, que ya llegaron en el caso del Suntracs al 4 por ciento anual y de la Capac al 2,5 por ciento anual, según publicó este jueves el diario la Estrella de Panamá,
 

Los directivos de ambas agrupación reconocieron que sus propuestas eran extremos y han ido flexibilizando sus exigencias de alza salarial.

 

 

 

 

 

 

 

El Gobierno ha pedido a las partes ceder en sus posiciones y llegar a un acuerdo de aumento salarial apegado a la realidad económica del país para poner así fin a la huelga, que según diversos gremios empresariales genera pérdidas de 30 millones de dólares al día.

Parlamento y Supremo, en la mira de eventual proceso constituyente en Panamá

El sector de la construcción es uno de los motores de economía de Panamá y acaparó en 2016 el 14,9 por ciento del producto interno bruto (PIB) del país, uno de los más dinámicos de la región con una expansión económica del 5,4 por ciento en 2017. Sin embargo el sector viene en caída desde hace varios años. Datos oficiales difundidos el miércoles indicaron que la actividad de la construcción en el sector privado cayó un 48 por ciento en el primer trimestre de este año en relación con el mismo lapso de 2017.

El Gobierno ha pedido a las partes ceder en sus posiciones y llegar a un acuerdo de aumento salarial apegado a la realidad económica del país para poner así fin a la huelga, que según diversos gremios empresariales genera pérdidas de 30 millones de dólares al día.

Panamá avanza en plan nacional y regional para promover igualdad salarial

El Sindicato Único Nacional de Trabajadores de la Construcción y Similares (Suntracs), que este jueves pagaba a cada uno de sus afiliados el subsidio de huelga de 50 dólares semanales, asegura que el 95 por ciento de las obras están paralizadas en el país.Los directivos de ambas agrupación reconocieron que sus propuestas eran extremos y han ido flexibilizando sus exigencias de alza salarial, que ya llegaron en el caso del Suntracs al 4 por ciento anual y de la Capac al 2,5 por ciento anual, según publicó este jueves el diario la Estrella de Panamá.