•   Ciudad de Guatemala, Guatemala  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La Fundación de la premio Nobel de la Paz 1992 Rigoberta Menchú Tum expresó hoy su preocupación por la decisión del Gobierno de Guatemala de retirar a los embajadores de Suecia y Venezuela, un pedido que ve como "dañino", "irresponsable" y un "ataque" a la lucha anticorrupción.

En un comunicado de prensa, la Fundación dijo que el Gobierno buscaba minar a los países aliados de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (Cicig).

Diputada cita de urgencia a canciller guatemalteca por retiro de embajadores

Según la organización humanitaria, "es inaudito" que se solicite cambiar al embajador sueco, Anders Kompass, cuando este "ha sido un firme aliado en la erradicación de las desigualdades sociales y en la promoción de los Derechos Humanos y la paz en Guatemala".

Anders Kompass

Además, responsabilizó al Gobierno presidido por Jimmy Morales "de la crisis económica, social, política y diplomática en la que se encuentra el país", pues aseguró que el Ejecutivo "muestra estar más preocupado en garantizar impunidad que el bienestar de las y los guatemaltecos".

Jimmy Morales

La Fundación Menchú sostuvo que se solidarizaba con Kompass y también con la embajadora venezolana, Elena Alicia Salcedo Poleo -a quien también le fue solicitada su expulsión-, y les agradecieron "su compromiso con los derechos humanos".

Constitucional de Guatemala exige al presidente garantizar educación infantil

Finalmente, pidió una reacción del "pueblo de Guatemala" para "manifestar y apoyar las luchas contra la corrupción y la impunidad, y defender los logros alcanzados por el Ministerio Público (Fiscalía) y la CICIG en esta importante materia".

Suecia es uno de los principales financistas de la Cicig, siendo el segundo país, solo por detrás de Estados Unidos -con 36 millones de dólares- aportados en los más de diez años de funcionamiento de ese organismo.