•   Panamá  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La cúpula empresarial panameña se sumó ayer a la “indignación” nacional por el descubrimiento de millonarias cuentas que los diputados “dilapidan” por encima de sus funciones asignadas, y exigió a las autoridades “respuestas y acciones claras” por el comportamiento de la Asamblea Nacional. 

Los dirigentes dijeron que “a la indignación original de los ciudadanos, tras conocerse la existencia de una plantilla inflada destinada a los salarios de colaboradores inmediatos de los diputados, cubiertos con eufemismos cosméticos, ahora se confirma -a través de investigaciones periodísticas- que existen otras tres plantillas utilizadas para pagar emolumentos en el extrarradio de la mencionada Asamblea”.

Al menos unos US$234 millones en cuatro plantillas manejadas en los últimos cuatro años por los 71 diputados están en la mira, de acuerdo con cifras de la Contraloría General de la República y una investigación del diario local La Prensa. 

“Los panameños exigimos respuestas y acciones claras” sobre estas millonarias plantillas, dijo en su comunicado la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá (CCIAP). 

La cámara “considera que ha llegado el momento de frenar estas prácticas, las cuales, más allá del orden legal, pervierten moralmente el tejido social; menoscaban la credibilidad de los ciudadanos en las instituciones de la República; y dilapidan recursos generados por empresarios y trabajadores panameños”. 

También recuerda que las diversas entidades gubernamentales “están obligadas a observar la transparencia que imponen nuestras leyes vigentes, al tiempo que los ciudadanos han de exigir de aquellas una puntual rendición de cuentas por sus desempeños respectivos”. 

“En ese sentido, todos los llamados a esclarecer estas acciones deben actuar de forma transparente, firme y ágil”, enfatiza. 

Por ese comportamiento, la CCIAP encuentra lógico que los panameños quieran “dotarse de una Constitución renovada y verdaderamente moderna”.