•  |
  •  |
  • EFE

Una empresa de autobuses de Costa Rica perdió los permisos para operar su ruta debido a tratos discriminatorios hacia los ancianos, informó hoy la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep).

"Luego de varias inspecciones se demostró la discriminación contra pasajeros adultos mayores, pues en la terminal no permitían el abordaje y en las paradas, únicamente cuando había un chequeador (supervisor) de la empresa", indicó la Aresep en un comunicado.

La empresa sancionada es Busetas Heredianas, la cual presta el servicio en el área metropolitana entre la ciudad de Heredia y la capital San José, con un flujo de 250.000 pasajeros por mes, según los datos oficiales.

El retiro de la concesión de la ruta a la empresa quedó en firme mediante una resolución de la Junta Directiva de la Aresep que pone fin a una investigación que comenzó en el 2015.

"La empresa está en el deber de garantizar que el 100 por ciento de la población adulta mayor (mayores de 65 años) pueda disfrutar en primer lugar de la prestación del servicio, y en segundo lugar de los beneficios que el Estado ha establecido a su favor, como la exoneración del pago de la tarifa, todo sin discriminación", expresa la resolución.

El texto agrega que "la diferencia en el trato y acceso al servicio de transporte remunerado a la población adulta mayor son beneficios que no pueden conllevar un perjuicio para este sector de la población, ni la afectación a los derechos y la dignidad de un ser humano o grupo de ellos".

La empresa de transporte operará la ruta durante tres meses más para no afectar a los usuarios, mientras el Consejo de Transporte Público lleva a cabo un proceso para otorgar la concesión a otra compañía.