•  |
  •  |
  • EFE

El presidente hondureño, Juan Orlando Hernández, destacó hoy la reacción oportuna de los organismos de socorro tras el accidente de un avión jet ejecutivo con matrícula de EE.UU., mientras la Embajada estadounidense dijo que monitorea "muy de cerca" el incidente.

"He sido informado del accidente de aeronave en las cercanías del Aeropuerto Toncontín; nuestros elementos de emergencia han reaccionado a tiempo para brindar las atenciones correspondientes. Gracias a Dios no se reportan pérdidas humanas, los heridos están estables y atendidos", indicó Hernández en su cuenta de Twitter.

Una aeronave se salió este martes de la pista del Aeropuerto Internacional de Toncontín, de Tegucigalpa, cayó a una hondonada hacia las 11.30 hora local (17.30 GMT) y quedó partida en dos, sin registro de víctimas mortales.

El jet ejecutivo procedía de Austin, Texas, al parecer con un grupo de empresarios estadounidenses, quienes fueron rescatados y llevados en ambulancias y en un helicóptero a hospitales de la capital.

La encargada de negocios de la Embajada de Estados Unidos en Tegucigalpa, Heide Fulton, agradeció hoy a los socorristas que atendieron a los lesionados y dijo que esa delegación está monitoreando "muy de cerca" el accidente.

"Gracias a todos los que dieron primeros auxilios en al accidente de hoy en Toncontín. Estamos monitoreando muy de cerca los eventos. La Embajada está brindando toda la asistencia consular apropiada", subrayó la diplomática en un mensaje en Twitter.

Investigadores de Aeronáutica Civil de Honduras rescataron este martes la caja negra que graba las voces en cabina de la aeronave para investigar las causas del accidente, indicó la institución.

El avión es un Gulfstream G 200 con matrícula estadounidense N813WM y capacidad para una veintena de pasajeros.

A raíz del accidente, el Aeropuerto Toncontín cerró sus operaciones, las que ya fueron reanudadas, según las autoridades de la pista.