•   San Salvador, El Salvador.  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN) premió hoy a diversas entidades privadas y públicas por el desarrollo de proyectos enfocados a "las buenas prácticas y uso eficiente del agua", informó la cartera de Estado. La fuente señaló que la titular del MARN, Lina Pohl, entregó pergaminos de reconocimiento a los entes que realizan "acciones que han contribuido a la conservación y buen uso del recurso hídrico en los ámbitos nacional y local".

Papa Francisco podría visitar El Salvador en enero de 2019, dice cardenal Rosa Chávez

Las categorías premiadas fueron las de asociaciones comunitarias, gobiernos locales o asociaciones de municipios, organizaciones no gubernamentales, empresas de industria, empresas de comercio y servicios, centros educativos o universidades. Detalló que entre los proyectos reconocidos se encuentra el impulsado por la Alcaldía de la central localidad de Nejapa, que construyó un tanque de "cosecha de agua", con el que se recoge la lluvia y se "provee del recurso hídrico en la época seca a 85 familias".

Cianobacteria cambió el color de agua de lago salvadoreño

También destacó la iniciativa de "Novo Suites & Hotel", que implementó un sistema para reutilizar el agua de su lavandería en el riego de jardines y que también instaló "reductores de flujo en duchas, lavamanos y la promoción del ahorro del agua entre sus empleados y huéspedes". Asimismo, la privada Universidad Francisco Gavidia fue reconocida por captar la lluvia y utilizar esa agua para los sanitarios, con lo que redujo en un 11 por ciento su consumo del líquido entre 2015 y 2017.

El vicepresidente salvadoreño verifica avances en obra financiada por EE.UU.

"Estos ganadores demuestran que es posible cambiar prácticas y generar una nueva cultura del agua" y que son "salvadoreños que valoran la importancia del recurso hídrico y que están conscientes que el agua no es un recurso infinito", concluyó el MARN. Un estudio de la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos (PDDH), dado a conocer en 2016, concluye que la vida en El Salvador sería inviable en 80 años a causa de la crisis hídrica que se ve agudizada por el cambio climático.