•   Tegucigalpa, Honduras  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas de Derechos Humanos (ACNUDH) pidió ayer a Honduras realizar una investigación “imparcial” para judicializar a los responsables del asesinato de tres indígenas misquitos.

Las autoridades hondureñas deben “realizar las diligencias investigativas de forma imparcial que permitan el esclarecimiento pronto y efectivo de lo acontecido”, indicó la ACNUDH en un comunicado.

Esas investigaciones deben permitir la deducción de las “responsabilidades que por ley procedan a las personas autoras de tan lamentable acontecimiento, brindando justicia y reparación a las víctimas y sus familiares, teniendo en cuenta su pertenencia a un pueblo indígena”, añadió.

La ACNUDH dijo que espera que en la investigación participe la Fiscalía Especial de Etnias y, además, valoró el inicio de las diligencias por el Ministerio Público y la colaboración de la Secretaria de Derechos Humanos y la Dirección de Medicina Forense.

Cuatro soldados del Ejército hondureño son investigados, supuestamente, por haber asesinado el 19 de mayo a los indígenas misquitos Patricio Pravia, Orban Cobán y Darlin Soto, en la comunidad de Warunta, en la Mosquitia hondureña, fronteriza con Nicaragua.

La ACNUDH condenó la muerte de los indígenas, quienes, al parecer, fueron atacados a tiros por militares cuando regresaban de pescar durante un operativo de inspección, según las primeras investigaciones.

Lamentó, además, la manifestación realizada el 20 de mayo frente a la base militar en Puerto Lempira, cabecera del departamento de Gracias a Dios, en protesta por la muerte de los tres indígenas y en la que habrían “resultado con heridas de armas de fuego tres menores de edad”.

Ante ello, la ACNUDH urgió a las autoridades competentes “a investigar los incidentes de manera expedita e imparcial”, y reiteró “el deber del Estado de respetar el derecho a la manifestación que tienen todos los hondureños, derecho que debe ejercitarse de forma pacífica”.

Asimismo, instó a las fuerzas de seguridad del Estado a “asegurar que sus miembros estén debidamente capacitados en materia de derechos humanos al realizar sus funciones”.

Funcionarios de la ACNUDH se reunieron este miércoles con el ministro de Defensa, Fredy Díaz, quien les aseguró que ha brindado “toda la colaboración para el esclarecimiento de los hechos” y ha “solicitado se realicen las investigaciones de rigor para poder obtener resultados concretos”, señala el comunicado.