•  |
  •  |
  • EFE

La selección de Costa Rica, que se prepara para el Mundial de Rusia-2018, visitó este lunes la Casa Presidencial donde recibió un homenaje del gobernante Carlos Alvarado.

Llegaron a la cita el entrenador Oscar Ramírez y 22 de los seleccionados. Únicamente faltó el arquero Keylor Navas, quien se integrará este martes al combinado tico, tras ganar con el Real Madrid la final de la UEFA Champions League el sábado pasado en Kiev.

"Ustedes son portadores de esperanza y alegría para este país", dijo Alvarado a los futbolistas. "Sepan que estamos con ustedes, seremos cinco millones de gargantas gritando por ustedes con fuerza".

El capitán Bryan Ruiz y el presidente de la Federación de Fútbol, Rodolfo Villalobos, entregaron las camisetas oficiales de "la sele" al presidente y la primera dama, Claudia Dobles.

"Este es nuestro ejército, me da mucho orgullo llegar al exterior y decir que el ejército de Costa Rica es su selección de fútbol", comentó Ruiz en referencia a la abolición del ejército costarricense en 1949.

"Ahora nos preparamos para una guerra futbolística en Rusia, que será más difícil que la de Brasil, porque ahora se espera mucho de nosotros", agregó el capitán tico.

Aludió al brillante papel de Costa Rica en el Mundial de Brasil-2014, cuando alcanzó cuartos de final por primera vez en su historia.

El técnico Ramírez se comprometió en nombre de sus jugadores a dar su mayor esfuerzo para dejar en alto el nombre de Costa Rica.

"Vamos a dar lo máximo para hacer una muy buena presentación. Lo de Brasil es una meta, veremos hasta dónde llegamos en Rusia", dijo Ramírez.